Primero los perros, después la reina

La selección de rugby de Nueva Zelanda hizo una escala en Londres, antes de regresar a casa, para ser recibida por Isabel en el palacio de Buckingham.

El equipo fue derrotado en el Mundial de Francia por la selección francesa, pero aún así la Reina, gran aficionada a este deporte como el resto de la familia real, quiso recibirles.

Primero los perros de la soberana -un corgi y un tekel- y luego ella, saludaron a los jugadores que se vistieron con unos elegantes trajes de rayas para la ocasión. Esta imagen es bien distinta a la que ofrecen los deportistas antes de los partidos cuando realizan la danza maorí llamada haka, que interpretan para reivindicar su cultura y también para intimidar a sus rivales.

La reina Isabel con los jugadores de rugby de Nueva Zelanda.
La reina Isabel con los jugadores de rugby de Nueva Zelanda.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS