Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paul McCartney: "Mi vida es un infierno por culpa del divorcio"

Paul McCartney y Heather Mills no han llegado a un acuerdo sobre las condiciones de su divorcio tras la reunión de ocho horas que celebraron la semana pasada en la Corte de Londres. Será un juez, en una vista prevista para el mes de febrero, quien decida por ello. El cantante ha roto su silencio en las últimas horas, y en Radio Times ha hablado de la situación que atraviesa: "Pasar por un divorcio es muy doloroso. Mi vida es un infierno. Como dijo Winston Churchill: 'Si pasas por un infierno, continúa'. La única solución es mantener la dignidad".

Al parecer, la falta de acuerdo se debe a la negativa de Heather a aceptar la cláusula de confidencialidad incluida por el músico, que le prohíbe hablar de sus cuatros años de vida en común. Se apunta además a que la modelo, que habría rechazado también la cantidad de dinero ofrecida por el ex beatle, ha solicitado la propiedad de dos inmuebles: una situada en Hove, Sussex Este, valorada en tres millones de euros, y otra en Los Ángeles, valorada en ocho millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de octubre de 2007