Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un juicio difícil para O. J. Simpson

Un supuesto cómplice del ex jugador se convierte en testigo de la acusación de un robo de material deportivo a un casino de Las Vegas

El ex jugador de fútbol americano O. J. Simpson, que fue declarado no culpable en el llamado juicio del siglo por el asesinato de su ex mujer y un amigo de ésta en 1994, puede tenerlo más difícil en el caso del robo de material deportivo en un casino de Las Vegas. Uno de sus supuestos cómplices se ha convertido en testigo de la acusación. Se ha declarado culpable y va a declarar en su contra a cambio de una reducción de cargos.

Charles Cashmore, de 40 años, se declarará culpable hoy ante el juez en una vista preliminar y admitirá que dos de sus acompañantes portaban armas de fuego la noche del 13 de septiembre, cuando cinco personas entraron a la fuerza en una habitación del hotel del casino Palace Station de las Vegas y robaron material de coleccionista valorado en cientos de miles de dólares.

El argumento del abogado de Cashmore es que su cliente conoció a Simpson y sus acompañantes minutos antes de que se produjera el robo, por lo que no pudo participar en su planificación. A cambio, el fiscal sólo le acusará de complicidad en robo, con una pena máxima de cinco años de cárcel. El resto se enfrenta a condenas de hasta 60 años.

Según el fiscal, Simpson y sus cuatro acompañantes entraron por la fuerza en una suite del casino y retuvieron a punta de pistola a dos vendedores de objetos deportivos. Entre el botín sustraído había material firmado por el propio Simpson y el traje que llevaba cuando se le absolvió de los cargos de asesinato en 1995.

El ex jugador ha defendido su inocencia alegando que los artículos le pertenecían; se los robó su representante hace 10 años y él simplemente fue a Las Vegas a "recuperarlos".

La investigación policial ha revelado que Simpson se presentó en el hotel como comprador de objetos de colección. Uno de los agentes que organizó su encuentro con los vendedores en Las Vegas grabó varias conversaciones previas a la noche del 13 de septiembre, en las que se oye a Simpson detallar sus planes: "Voy a aparecer con un grupo de gente. Me voy a llevar mi parte y no van a poder hacer nada".

El ex jugador se encuentra en libertad bajo fianza después de pagar 90.000 euros. Su próxima cita en el juzgado será el próximo 22 de octubre.

Esta estrella del fútbol americano y miembro del cuadro de honor de los deportistas de Estados Unidos fue declarado no culpable por el asesinato de su ex mujer Nicole Brown y Charles Goldman en 1995. Sin embargo, tres años después un juzgado de lo civil encontró pruebas suficientes para condenarlo a pagar una multa de 23 millones de euros, de los que ha abonado una mínima parte.

A finales de 2006 escribió un libro autobiográfico que tituló con la frase Si lo hice. En él cuenta lo que hubiera sucedido la noche del asesinato de Brown y Goldman si él hubiera estado en la escena del crimen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de octubre de 2007