Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
9 d'octubre

La policía retira un artefacto incendiario colocado en la sede del Bloc en Valencia

La policía retiró ayer de madrugada un artefacto casero -una garrafa con ocho litros de gasolina mezclada con otra sustancia química sin determinar- de la sede nacional del Bloc Nacionalista Valencià (BNV), en la calle de San Jacinto de Valencia, según la Delegación del Gobierno. Fuentes de la formación explicaron que el artefacto explotó en torno a las cuatro de la madrugada. La delegación del Gobierno negó que el artefacto explotara.

El edificio donde se localiza la sede de la formación nacionalista tuvo que ser desalojado, según fuentes del Bloc. La policía ha abierto una investigación para averiguar la autoría de los hechos. Dirigentes de la formación se quejaron también de que su sede local, situada en la calle del Arquitecto Alfaro, amaneció ayer, festividad del 9 d'Octubre, con daños en sus puertas.

Enric Morera, secretario general del Bloc Nacionalista Valencià, expresó su indignación por la agresión. "Nos encontramos en una situación en la que existe un terrorismo de baja intensidad que no tiene límites y que deja indefensos a una serie de demócratas que lo único que hacemos es defender un proyecto político valencianista, y estamos hartos ya de esta situación", declaró el líder de la formación.

Morera se refirió a los "más de 50 actos delictivos de amedrentamiento" a sus militantes a través de agresiones físicas, amenazas por Internet y verbales, pintadas en las sedes y quema de vehículos de los concejales. "Y aquí no se hace nada", se quejó Morera.

El político, diputado en las Cortes por la coalición Compromís pel País Valencià, pidió al delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, que actúe porque "hay una impunidad muy grande hacia una trama organizada terrorista que actúa en el País Valenciano". Enric Morera emplazó al resto de formaciones políticas democráticas a condenar este tipo de agresiones.

La formación nacionalista se ha planteado incluso acudir a instancias internacionales como el Parlamento Europeo para pedir amparo y protección frente "a este alud de agresiones que responden a una trama organizada" y vista la "inoperancia y pasividad de la policía y de sus responsables políticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de octubre de 2007