Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de las entidades de ahorro

"Otra división" industrial

A Xabier de Irala, el presidente de la BBK, no le salen las cosas como quiere. Al frente de Iberia fue capaz de acometer la privatización y dejar la empresa en una situación competitiva. Volvió a su tierra y se puso al frente de la primera caja vasca con el cartel de gran gestor y con las ideas muy claras. Las tres entidades de ahorros unidas podrían jugar en "otra división". Cada una de ellas en su dimensión, cuentan con un perfil industrial muy representativo de cada territorio y ligado a proyectos estratégicos de la comunidad autónoma.

La integración de todas ellas colocaría a su cartera industrial en una nueva dimensión en un momento en que entidades como La Caixa están sacando su cartera de participaciones a Bolsa para obtener recursos con los que financiar su expansión internacional. La Caixa siempre ha sido un modelo y la fusión permitía diluir los riesgos de la concentración industrial.

Las cajas de ahorros se han convertido en las principales inversoras en la industria española en la última década y las tres entidades vascas no son una excepción. Los presidentes de la BBK, la Kutxa y la Vital son conscientes desde el primer momento que sólo un gran tamaño y fortaleza en sus balances puede permitirles tomar posiciones relevantes en las grandes empresas de servicios de Euskadi.

La fusión les permitiría tener un papel muy relevante en algunas compañías que consideran estratégicas. Entre ellas figuran Iberdrola, CAF, Euskaltel, Petronor y Banco Guipuzcoano, en que llegarían a tener posiciones muy relevantes (ver cuadro de la página anterior). Su capacidad de inversión en estas empresas está limitada por la negativa del Banco de España a concentrar excesivos riesgos.

Las empresas elegidas tienen en común que facilitan servicios a los ciudadanos, están radicadas en la comunidad autónoma y necesitan apoyo económico para su crecimiento y su expansión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de octubre de 2007