Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal no acude a la declaración de los humoristas imputados por una viñeta sobre el Rey

La fiscalía de la Audiencia Nacional ni acudió ayer la declaración como imputados por supuestas injurias al Rey de los humoristas del diario Deia José Antonio Rodríguez y Javier Ripa y del escritor Nicola Lococo, pese a que fue la fiscalía la que abrió el proceso al querellarse contra ellos. Los imputados publicaron en un semanario de humor de Deia un dibujo y un artículo satírico sobre la caza de un oso, de nombre Mitrofan, en Rusia por parte del monarca.

El juez del caso, Fernando Grande-Marlaska, llamó a la fiscalía para ver si alguien pensaba acudir a la declaración. La respuesta fue que no había ningún fiscal disponible. El fiscal jefe de la Audiencia, Javier Zaragoza, estaba a esa hora en la apertura del año judicial. A su regreso explicó que la ausencia de fiscal se debió a "un problema de comunicación", ya que el encargado del caso está de vacaciones y sus causas están repartidas entre cinco fiscales. Esta es la primera de las dos querellas en menos de un año que la fiscalía ha interpuesto por injurias al Rey. La segunda fue para los dibujantes de El Jueves, que serán juzgados y para los que el fiscal pide 3.600 euros de multa.

Según la querella, en la viñeta de Rodríguez y Ripa, publicada en el cuadernillo de humor del Deia, y en el artículo de Lococo, que bajo el título, Tribulaciones del oso Yogui, salió tres días después en ese mismo diario y en Gara, "se vierten una serie de expresiones vejatorias, humillantes, atentatorias contra la dignidad y el honor del jefe del Estado" que pueden constituir un delito de injurias al Rey sancionable con penas de multa.

La viñeta, del 28 de octubre de 2006, era un fotomontaje del Rey con Mitrofan y un barril de licor. "Estaba cocido", se titulaba la ilustración. Según Rodríguez, "se jugaba con si los dos estaban borrachos o sólo lo estaba el oso". En el texto, Lococo llamaba al monarca "sanguinario turista reincidente", entre otras cosas. Ayer afirmó que "el respeto hacia el Rey en España es como el que se le guarda a Mahoma en los países islámicos".

"Hubo otros medios"

Los imputados se despacharon en críticas contra Zaragoza por la ausencia de fiscales: "El fiscal, pagado con nuestros impuestos, nos meta en este marrón absurdo cuando hubo otros medios que hicieron críticas del mismo tipo al (Rey) y no se les ha llamado a declarar a la Audiencia Nacional".

Tras prestar declaración ante Marlaska, en cuyo juzgado no permanecieron más de media hora, los tres explicaron que el juez había mostrado interés en conocer la diferencia entre el Deia y su cuadernillo satírico Caduca Hoy, mientras que Lococo enfatizó que él no trabaja para ningún periódico en concreto y que su artículo no pudo servir para reforzar la viñeta porque se publicó tres días después en dos diarios distintos. El fiscal Zaragoza afirma en su querella que la viñeta se hizo para hacer "más hiriente y vejatorio" el artículo pese a que se publicaron en días distintos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de septiembre de 2007