Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El 'caso Valverde', ante el juez

La federación contrata un bufete para que el ciclista corra el Mundial

La Federación Española de Ciclismo anunció ayer que ha puesto en marcha dos recursos contra la decisión de la Unión Ciclista Internacional (UCI) de prohibir la participación de Alejandro Valverde en el Mundial de Stuttgart. La Federación, en una rueda de prensa de su presidente, Fulgencio Sánchez, aseguró que ya ha contratado un bufete en Suiza, donde tiene su sede la UCI, para interponer el recurso ante la justicia ordinaria y que paralelamente ha iniciado los trámites para recurrir también ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). La Federación, al igual que los organizadores de las tres grandes vueltas por etapas (Tour, Giro y Vuelta) consideraron "preocupante" la actitud de la UCI, que ha incluido en su último comunicado los nombres de los ciclistas sospechosos de dopaje.

La resolución del caso tiene, pues, dos posibles salidas. Una por medio del TAS, que habitualmente actúa con celeridad, "pero debe ser aceptado por la UCI como árbitro del conflicto", explicó Eugenio Bermúdez, secretario de la federación, aunque sería extraño que la UCI rechazase a un mediador al que siempre ha recurrido. Por otro lado, cuenta con la posibilidad de que el juez dicte medidas cautelares que posibilitarían la participación del español en Stuttgart.

"En cualquier caso, nosotros llegaremos hasta el final" explicó el secretario de la federación; "corra o no corra Valverde. Si no participa y después la sentencia es favorable exigiremos las responsabilidades oportunas". El presidente Fulgencio Sánchez dejó claro también que "la selección española acudirá a Stuttgart, con la intención de ganar, con Valverde o sin él, si la tramitación de los recursos no lo evita". Los Mundiales se celebran entre el 25 y el 30 de septiembre.

Por su parte, Víctor Cordero, director general de la Vuelta a España destacó las reuniones que se producirán los días 22 y 23 de octubre en París, en las que estarán presentes gobiernos, UCI, federaciones, organizadores, equipos y corredores con una doble agenda: el conflicto estructural en el ciclismo (vueltas frente a UCI Pro Tour) y dopaje. Cordero fue contundente: "Si esos días no se encuentra una solución, es que no hay solución", aseguró, antes de instar a la UCI a que no tome medidas unilaterales hasta esa fecha, en referencia a la publicación en bloque de los nombres de todos los corredores sospechosos de dopaje. "En el comunicado de la UCI colgado en su web salen todos seguidos. Que yo sepa hay una cosa que se llama punto y aparte", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de septiembre de 2007