Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Guste o no, hay partidos que hay que ganar así"

El Madrid engaña. Y mucho. Ayer ganó su tercer partido seguido, pero aburrió tremendamente. Y es que hay sombras que nunca desaparecen. El técnico alemán fue el único anoche que no se puso a bostezar un minuto sí y otro también. Y eso que vio alguna similitud con el Madrid del año pasado. "Estoy más contento que nunca", soltó con su habitual ironía. "Ganar estos partidos es muy importante porque si quieres ganar títulos estos encuentros son fundamentales. No quiero hacer comparaciones con el año pasado", explicó.

Schuster habló de falta de frescura y de semana complicada. Justificó el mal juego del equipo recurriendo a la ausencia de numerosos internacionales. El viernes ya había advertido que temía un excesivo relajamiento después de la victoria contra el Villarreal. "Quizá nos faltó frescura. No podíamos competir y lo tuvimos que arreglar con la calidad individual. Hemos ganado de una forma que quizás no le guste a todos", comentó eludiendo las palabras "espectáculo" y "excelencia" a la que tantas veces recurrió el presidente Calderón. "Guste o no hay partidos que hay que ganar así", admitió Schuster.

El Almería no le sorprendió -"sabía que iban a desarrollar un juego con mucha calidad"-. Él mismo hasta el año pasado formaba parte de la categoría de técnicos de "los equipos menores".

El próximo martes el Madrid de Schuster debuta en la Liga de Campeones contra el Werder Bremen y el técnico alemán decidió empezar con la política de las rotaciones. "Este año creo que va a ser más fácil porque la plantilla está más equilibrada. Decidí dar descanso a Van Nistelrooy porque venía con molestias y no quisimos arriesgarnos", declaró, reconociendo que había otros jugadores que volvieron tocados de sus selecciones. "Sí, eran muchos en la misma situación que Ruud pero tampoco era cuestión de cambiar demasiado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de septiembre de 2007