Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos con Rivera, otros con Bouza y todos con Savater

Algunos de los 15 firmantes del manifiesto fundacional de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía se limitaron a dar en 2005 el primer impulso para el nacimiento del partido, pero luego se han mantenido a distancia de su agitada vida. Otros, en cambio, han seguido muy de cerca sus vicisitudes. Uno de éstos últimos, el periodista Arcadi Espada, se mostró ayer absolutamente convencido de que Ciutadans y el partido que promueven Fernando Savater y Rosa Díez a través de Plataforma Pro concurrirán unidos a las próximas elecciones legislativas, previstas para marzo de 2008. "En realidad son lo mismo, yo no distingo entre uno y otro", explicó en conversación con EL PAIS. A su juicio es "inconcebible" que ambas partes no lleguen a un acuerdo electoral. "Sería actuar como la extrema izquierda, que se divide en fracciones infinitesimales", dijo. "Pero ahora que ya todos somos de derechas", bromeó, "no podemos caer en estas prácticas".

Espada recordó que "el referente moral" de los impulsores de Ciutadans "es la lucha del constitucionalismo vasco frente al nacionalismo". Agregó que si los fundadores de Ciutadans se inspiraron entonces en ¡Basta Ya!, luego han sido los promotores de Plataforma Pro los que se han inspirado en el surgimiento de Ciutadans.

La identidad entre ambas fuerzas procede de sus respectivas trayectorias de rechazo a los nacionalismos vasco y catalán. Pero no sólo de ellas. Uno de los objetivos fundacionales de Ciutadans, como ahora lo es de Plataforma Pro, fue aportar un aliento de "regeneración" de la práctica política, maleada a su juicio por los aparatos que dirigen los partidos tradicionales. Supeditar ahora un acuerdo por la incapacidad de convergencia de las direcciones sería, subrayó Espada, "un ejemplo claro de la vieja política".

De los intelectuales que firmaron el manifiesto de 2005, algunos apoyan a Luis Bouza- Brey, que abandonó Ciutadans y ahora impulsa el partido de Savater, como Albert Boadella y Xavier Pericay. Otros, como Francesc de Carreras y Félix Ovejero han respaldado a Albert Rivera, el presidente de Ciutadans. Y otros, como Ferran Toutain, Ponç Puigdevall y Félix de Azúa se situaron ya desde los primeros meses en la distancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007