Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:BOLSAS

Firmeza verosímil

Los mercados mostraron ayer mayor empuje que el miércoles. Evidenciaron así una verosímil firmeza en la que no se han prodigado desde que comenzó la crisis financiera. Una firmeza más verosímil que veraz; más aparente que real.

Todavía ha de pasar el tiempo para que los inversores recuperen la confianza perdida por la crisis financiera. Entretanto, toda imagen de firmeza que transmitan no será más que eso: imagen. Esperan a conocer la magnitud del impacto que han sufrido las instituciones financieras por el pinchazo inmobiliario en Estados Unidos. También a que finalicen las vacaciones y los volúmenes de negociación vuelvan a los niveles habituales; ayer, 3.566 millones en los parqués españoles.

En cambio, los datos empresariales que se dan a conocer no son malos. Los beneficios de las compañías crecen sin cesar, y en más de una ocasión por encima de lo previsto por los analistas.

La importante recuperación con la que cerró Nueva York el día anterior desencadenó un movimiento en cadena que arrancó en Asia. Luego se beneficiaron en Europa, principalmente Francia. El CAC 40 encabezó las ganancias entre los índices del Viejo Continente al rebufo de los resultados de empresas como Crédit Agricole y las declaraciones de Sarkozy.

En España, los mercados abrieron con fuerza. El Ibex 35 pronto recuperó los 14.300 puntos, y lo perdió con igual rapidez, para volverlo a recuperar al final de la sesión. El índice selectivo cerró en 14.313,4 puntos, al acumular unas ganancias del 0,89%. Un comportamiento similar al que tuvieron el resto de índices españoles. Y ello pese a la apertura a la baja de Nueva York.

Mención aparte merece la gran subida de Lingotes Especiales. La compañía siderúrgica se apreció un 27,27% sin causa aparente, al menos así lo expresó la empresa. Inmobiliaria Colonial, por su parte, volvió a liderar las ganancias del Ibex por tercer día consecutivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de agosto de 2007