GENTE

El bebé de la portada de Nirvana, avergonzado

El joven juzga ahora esa imagen como 'espeluznante'

El bebé que nadaba en una piscina tras un billete de dinero en la portada del memorable disco Nevermind de Nirvana ha crecido. Ahora tiene 17 años y aquella imagen de él mismo, visto "por tanta gente" le parece "espeluznante", dijo ayer en la cadena de televisión MTV. Spencer Elden era sólo un bebé cuando Kirk Weddle, un amigo de su padre, tomó las fotos de una de las portadas más conocidas de la música de los últimos años, que acabaría en camisetas, pósters y convirtiéndose en icono del grunge, en un disco que vendió 10 millones de copias. "Me balancearon en la piscina, tomaron todo un rollo de fotos y listo", explica Elden. Sus padres cobraron 150 euros por aquello, y el chaval dice ahora que tiene "la sensación de ser la estrella porno más grande del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 16 de agosto de 2007.