Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El final de la crisis socialista en Madrid pone al PSPV ante su urgente renovación

Lerma aboga ahora por que Jorge Alarte se integre en una ejecutiva con Jordi Sevilla

La rápida salida de la crisis orgánica que arrastraba desde hacía años la federación madrileña del PSOE, resuelta con la elección de una dirección llena de caras nuevas y encabezada por el alcalde de Parla, Tomás Gómez, sitúa a los socialistas valencianos ante el trance de acelerar un proceso de renovación que no puede esperar a las elecciones generales. Así lo reiteraron ayer los partidarios de un congreso extraordinario, mientras Joan Lerma, aun defendiendo el calendario lento trazado por Joan Ignasi Pla, abogaba por que Jorge Alarte se integre en la futura ejecutiva con Jordi Sevilla.

El diputado Ricard Torres afirma que los socialistas valencianos aún están a tiempo

La inveterada costumbre de los socialistas valencianos de ignorar lo que todo el mundo ve, una actitud que les ha costado cuatro derrotas consecutivas en las elecciones autonómicas, empieza a resultar insostenible. La pretensión de la dirección encabezada por Joan Ignasi Pla -secretario general que tanto la sociedad como los afiliados, comenzando por él mismo, consideran ya amortizado tras la derrota del pasado 11 de mayo-, de mantener un calendario orgánico que no prevé un congreso del partido hasta después de las generales del año que viene, resulta más inverosímil tras lo ocurrido en el Partido Socialista de Madrid.

Ayer mismo, con las informaciones de la abrumadora mayoría que en el congreso regional apoyó a Tomás Gómez para laminar a los viejos sectores de la federación socialista madrileña empleando un discurso en el que se recuerda que el poder que importa es el que dan los ciudadanos y no el del interior del partido, hubo muchas llamadas y comentarios entre los dirigentes del PSPV. Saben que no será fácil ignorar la apelación de la opinión pública y de la propia dirección del PSOE a imitar una solución como la madrileña, drástica y contundente, para su ya larga crisis.

Pocos, sin embargo, se expresaron en público. El ex ministro Jordi Sevilla, a quien el presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, planteó que liderara el proceso de renovación del PSPV, publicó ayer un artículo en el diario Levante en el que defendía la "tarea urgente" de analizar la crisis del socialismo valenciano y abogaba por hacer "cuanto antes sea posible" la renovación de la dirección del PSPV. Sevilla no ha hecho pública todavía su candidatura a la secretaría general, entre otras cosas por la convocatoria por parte de Pla hace una semana de un comité nacional cuya finalidad fue descartar un congreso extraordinario, pero se han reiterado las señales que apuntan al ex ministro como el hombre de confianza del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

Sí que aprovechó la oportunidad el diputado en el Congreso Ricard Torres, que ha encabezado un manifiesto en demanda de un congreso extraordinario. Torres aseguró, en declaraciones a la SER, que "el socialismo madrileño ha disipado todas las dudas sobre su crisis", dijo que se trata de "un ejemplo a seguir" y añadió: "Los socialistas valencianos aún estamos a tiempo".

Más relevante fue la irrupción en el debate del portavoz del PSOE en el Senado y ex presidente de la Generalitat, Joan Lerma, que aseguró, en declaraciones a Europa Press, que Jordi Sevilla, ahora que ha dejado el Gobierno, "puede hacer un gran papel" en la Comunidad Valenciana y debe estar "en el futuro" en la dirección del PSPV. Aunque Lerma se cuidó de dejar claro que apoya el calendario promovido oficialmente por la dirección que encabeza Pla y puntualizó que Sevilla todavía "no se ha presentado a nada", fue bastante explícito al referirse a él y al alcalde de Alaquàs, Jorge Alarte, el único candidato que ha formalizado públicamente sus aspiraciones. "Me parece positivo que Jordi Sevilla esté en la puja por colaborar a sacar al partido de la situación de derrota en la que ahora está. Y me parece positivo que también quiera estar el alcalde de Alaquás. Y si se me pregunta más, creo que deben estar los dos", expuso el ex presidente de la Generalitat, para quien ambos deben formar parte de la futura dirección del PSPV. "No todos pueden ser una cosa, evidentemente, pero hay que contar con los dos".

Lerma aseguró que tiene "una relación fluida" tanto con Jordi Sevilla como con el alcalde de Alaquás "y con mucha más gente que probablemente también querrá presentarse". A su juicio, el ex ministro ha hecho "un gran papel" en Administraciones Públicas y "puede hacerlo también en la Comunidad Valenciana". "Pero me decanto por integrar a los candidatos, son buenas opciones", reiteró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de julio de 2007