El alcalde de La Vila incurrió en falta al atribuirse el título de médico

El alcalde de La Vila Joiosa durante los últimos ocho años, José Miguel Llorca Senabre, del PP, habría vulnerando varios artículos del Código Penal al ejercer de médico sin título académico ni estar colegiado, según han confirmado a este periódico fuentes del caso. Tras reconocer el propio regidor esos hechos, la Fiscalía de Alicante abrió diligencia de oficio por un supuesto delito de intrusismo.

Según esas fuentes, además del presunto delito de intrusismo laboral por ejercer de médico sin serlo, Llorca ha incurrido ya en una falta por atribuirse un título que no posee, extremo recogido en el artículo 637 del Codigo Penal, que textualmente dice: "El que usare públicamente o indebidamente el uniforme, traje, insignia o condecoración oficiales, o se atribuyere públicamente la cualidad de profesional amparado por un título académico que no posee será castigado con la pena de localización permanente de dos a diez días o una multa de 10 a 30 días".

La Fiscalía ha abierto diligencias al apreciar indicios de delito en la conducta del regidor, y le ha citado a declarar el próximo lunes en la Audiencia de Alicante por un presunto delito de intrusismo al ejercer de médico sin haber realizado los estudios. El Código Penal establece condenas de hasta dos años de cárcel para el que ejerza como médico sin título y que además se publicite, como ha realizado Llorca a través de la web chemialcalde.com. El Colegio de Médicos renunció a pedir una investigación alegando que el presunto delito habría prescrito, ya que Llorca ejerció en el Centro Médico La Creueta desde 1998 a 1999. El alcalde sin embargo ha realizado asistencias durante todos los años en los que ha estado al frente del gobierno municipal, la última de ellas en un partido de rugby que presenció en plena campaña electoral.

Llorca renunció el pasado jueves a tomar posesión del acta de concejal en la nueva corporación y reconoció que no había finalizado sus estudios, lo que achacó a un "error de juventud". El regidor realizó su último acto público el martes 5 de junio, cuando este periódico publicó que no figuraba en el Colegio de Médicos ni había pagado las tasas por el título, lo que desencadenó los acontecimientos. Desde entonces ha desaparecido de la escena pública y ha delegado sus funciones en la primer teniente de alcalde, Loli Such.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS