Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Rajoy reprocha al jefe del Gobierno su "obsesión patológica con el PP"

El PP dedicó el último día de la campaña antes del espectacular cierre en Madrid -con concierto de Azúcar Moreno incluido- a defenderse de los ataques del PSOE. A reivindicar su normalidad, su centrismo, su moderación y, sobre todo, a culpar a José Luis Rodríguez Zapatero del enfrentamiento total en una materia tan sensible como la política antiterrorista.

Después de la polémica generada por las declaraciones del ex presidente José María Aznar, que ha trastocado por completo la recta final de la campaña del PP, Mariano Rajoy respondió a Zapatero, que acusó al PP de "ofender a millones de españoles", en un mitin en Jaén: Zapatero "tiene una obsesión patológica contra el PP, pero esta estrategia de demonización está haciendo mucho daño a España. Allá ellos generando rencor. Allá ellos intentando excluir a un partido democrático como el de Merkel y Sarkozy de la política española. Allá ellos que prefieren hablar con Batasuna a alcanzar acuerdos con el PP".

Rajoy, que construye gran parte de su discurso sobre la reivindicación de la "normalidad" de su partido, muy criticado tras la guerra de Irak, no mencionó directamente a su mentor, Aznar, pero su mensaje quería responder a las críticas que Zapatero lanzó al discurso de éste. Rajoy defendió la dignidad del PP: "A mí la izquierda no me da clases de democracia. El PP es un partido moderado, centrado, liberal, donde todo el mundo tiene su sitio, también los desengañados de la política de Zapatero".

El líder del PP insistió en la idea de que la culpa del enfrentamiento la tiene el PSOE, porque ha maltratado al PP. "Zapatero ha tratado mejor a Otegi que a María San Gil [líder del PP vasco]".

Ya por la noche, en Sevilla, Rajoy intercaló el discurso duro, de ataque al PSOE, y otro moderado, que coincidía con la entrada en directo de las televisiones. "Os pido el voto para que España sea mejor. No pido el voto contra nadie, no pido el voto del rencor".

La mención indirecta de Aznar a la Guerra Civil -lo peor de nuestra historia hace 70 años, dijo- y a los votos que si no van al PP servirán "para que ETA esté en las instituciones" ha protagonizado los últimos dos días de campaña. Javier Arenas, el líder andaluz, se mostró molesto: "Aquellos que están todo el día hablando de la Guerra Civil yo les digo, pasado para el PSOE, futuro para el PP".

El propio Aznar, que ayer ofreció un nuevo mitin en Móstoles, reprodujo sus ideas aunque con otra formulación. "Zapatero decidió gobernar para dividir, alimentando rencores pasados, para intentar arrinconar y demonizar al PP". "El único líder político nacional que defiende la derrota de los terroristas se llama Rajoy". "Al PP le han dejado solo defendiendo la cordura". Aznar incluso pareció saludar la posible presencia de un nuevo partido liderado por Fernando Savater, algo que no ha sentado nada bien en el PP porque podría robarle votos: "Ojalá pronto haya un partido nacional en la izquierda que vuelva a defender con nosotros que con los terroristas no hay nada que negociar".

Aparentemente molesto por la polémica que han levantado las frases de Aznar, Rajoy, por primera vez en toda la campaña, se refirió a los medios de comunicación: "Debería darles rubor a algunos llenar las primeras páginas de artículos sólo contra el PP".

SEVILLA

Alcalde: Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE)

Nº Votantes: 566.372

Tema estrella: Los ataques al PP

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de mayo de 2007

Más información