Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Franquicia para reducir costes

La australiana ERA busca consultores para su expansión en España

Por si pensaba que ya lo conocía todo en materia de franquicia existe ahora la posibilidad de probar con algo nuevo: la consultoría de reducción de costes operativos en las empresas, una posibilidad ofrecida estos días por Expense Redution Analysts (ERA), una empresa australiana fundada en 1992.

ERA pasa por ser la mayor consultoría de gestión y control de gastos generales del mundo, con representación en más de 20 países y más de 700 consultores franquiciados. Entre sus clientes se encuentran compañías como Schindler, Adidas, Unilever o HP, lo que ha logrado, no tanto por su especialidad, la reducción de costes -ofrecida por muchas otras empresas- sino por su contundente formato comercial. "La base de nuestra oferta", señala Francisco Escanellas, socio consultor y director de Expansión de ERA España, "es que sólo cobramos a nuestros clientes si les reducimos sus costes. En ese caso cobramos el 50% de los ahorros conseguidos durante 18 meses. Si no logramos ahorros, no tienen que pagarnos nada". La empresa australiana afirma lograr reducciones de costes del 20% de media.

La consultora cuenta con siete delegaciones en España y tiene la intención de abrir otras diez en breve, para llegar a las 70 en 2013

ERA decidió reforzar el año pasado su expansión en Europa, que pasa también por la ampliación de sus actividades en España, donde cuenta ya con clientes tan importantes como Soluziona. "Si bien estamos en España desde 1999, donde tenemos siete delegaciones", prosigue Escanellas, "nuestra intención es abrir otras diez en breve y llegar a las 70 hasta el año 2013".

Pero, ¿cómo funciona esta singular franquicia? "Seleccionamos, entre los interesados en entrar en nuestra red", explica el ejecutivo, "a profesionales de alto nivel, con formación universitaria y experiencia empresarial (no importa que hayan trabajado o no en el área de costes), a los que formamos después en alguno de nuestros centros de formación en Montevideo, San Diego o París".

Una vez que los seleccionados han pagado el canon de entrada (50.000 euros) y se les ha formado en un curso de 10 días, se les facilita un mínimo de 10 contactos iniciales con empresas y se les garantiza un primer contrato con uno de estos clientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 2007