Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Guiños de Mecalux al accionista

Anuncia un mayor dividendo y una ampliación de capital liberada al calor de sus resultados en 2006

Los accionistas de Mecalux están de enhorabuena. El Consejo de Administración ha acordado proponer en la junta general, a finales de junio, el reparto de un dividendo de 0,49 euros por acción (lo que supone un importe de 12 millones de euros y equivale al 2% del resultado neto de la empresa en 2006) y una ampliación de capital liberada en la proporción de una acción nueva por cada diez en circulación (en total, 2.444.200 euros con cargo a reservas).

La doble propuesta forma parte de la política de retribución al accionista que desea mantener esta compañía, señalan en Mecalux, con el objetivo de generar mayor valor para el inversor. La tarta ha crecido y también deben aumentar en consonancia las raciones a repartir, señalan en la compañía.

Hace un lustro era un mero fabricante de estanterías y tenía pérdidas. En 2006 ganó 48,2 millones y vendió logística y robótica en 70 países

"2006 ha sido un buen año para el crecimiento de las ventas y los beneficios, de la inversión, y también para el desarrollo y la consolidación de nuestra presencia en Estados Unidos y en Europa del Este, y para la ampliación de nuestra capacidad total de fabricación y del desarrollo de nuestros sistemas de robótica y automatización", señalaba recientemente a este suplemento el vicepresidente ejecutivo de Mecalux e hijo de su fundador, Javier Carrillo.

En el primer trimestre de 2007, según datos remitidos a la CNMV, Mecalux ha aumentado sus ventas en un 16%, hasta los 143,6 millones, y su resultado bruto de explotación en un 12%, hasta los 21,1 millones. Su beneficio neto, 11,4 millones, ha crecido un 3% en el periodo enero-marzo.

Mecalux ha puesto robots, idiomas y velocidad a su expansión. Hace un lustro tenía pérdidas y casi circunscribía su actividad a la fabricación de estanterías, pero en el último año ha ganado 48,2 millones y ha incrementado en un 82% sus ventas anuales -que realiza ya en más de 70 países y tienen un alto componente tecnológico-. Sus acciones se han revalorizado casi un 1.300% en Bolsa en cuatro años.

El crecimiento de Mecalux, que tiene su sede en Cornella de Llobregat (Barcelona), ha sido exclusivamente orgánico en el primer trimestre. Sus gestores, que consideran ya consolidadas las adquisiciones de Esmena y de la filial del grupo ThyssenKrupp, han decidido levantar el pie del acelerador de la expansión vía compras de otras compañías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 2007