_
_
_
_
Reportaje:

La llama de la discordia

Protestas en Taiwan y Tíbet por el recorrido de la antorcha de Pekín 2008

El recorrido de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, que China ha calificado como "el viaje de la armonía", ha comenzado con disonancias. El mantra que desde hace meses esgrime Pekín tanto para su política interior como internacional -la creación de "una sociedad armoniosa"- ha chocado con las protestas de Taiwan y los activistas a favor de la independencia de Tíbet, que se oponen al trazado decidido para el viaje de la llama, el año que viene. Apenas horas después de que, el jueves pasado, fuera anunciada a bombo y platillo la ruta, Taiwan colocó en una situación embarazosa al Gobierno chino al rechazarla, bajo el argumento de que menoscaba la soberanía de la isla.

Taipei considera que el itinerario coloca a la isla como parte del trazado nacional de China

El periplo comenzará en Grecia el 25 de marzo y finalizará en el estadio olímpico de Pekín, el 8 de agosto, después de 137.000 kilómetros, incluidos la subida al monte Everest y el paso por los pueblos natales de Mao Zedong y Deng Xiaoping.

La disputa con Taiwan se centra en que el recorrido hace pasar la antorcha de Taipei a Hong Kong, tras haber llegado procedente de la ciudad vietnamita de Ho Chi Minh. Taiwan considera que esto coloca a la isla como parte del trazado nacional de China, y la reduce al nivel de una de sus provincias. Y ha replicado que o la llama entra por un tercer país y sale por un cuarto país, o no pisará suelo taiwanés. Pekín considera a Taiwan, donde se refugiaron los nacionalistas de Chiang Kai-Shek, en 1949, tras perder la guerra civil con los comunistas de Mao Zedong, parte irrenunciable de su territorio.

Pekín había dicho que incluiría cada provincia y territorio chino en el trazado, por lo que situar a la isla en el trayecto internacional podría haber sido interpretado como que ésta no forma parte de China, algo inaceptable para el Gobierno de Hu Jintao, que ha asegurado repetidas veces su disposición a invadir Taiwan si intenta declarar la independencia.

El fuego se ha visto avivado por el hecho de que, según Pekín, el comité olímpico de Taipei aceptó en marzo la salida de la llama por Hong Kong. Pero luego dio marcha atrás. Según Jiang Xiaoyu, vicepresidente del comité organizador de los juegos, Tsai Chen Wei, presidente del comité olímpico taiwanés, dijo en una carta el 20 de abril: "Mis autoridades me han pedido que la antorcha entre y salga de Taipei por terceros países". La decisión ha sido interpretada como una orden directa del presidente taiwanés, Chen Shui Bian, para reforzar la posición de su partido en las elecciones legislativas, a finales de año, y las presidenciales de 2008.

Taipei reconoce que se produjo una aceptación inicial, pero justifica el cambio. "Hubo un acuerdo al principio, pero luego enviamos una petición tanto a Pekín como al Comité Olímpico Internacional

(COI) y dijimos que el recorrido debía ser por terceros países, porque el Gobierno chino continuó menoscabando la soberanía de Taiwan", explica desde Taipei Tung Chen Yuan, vicepresidente del Consejo para Asuntos con el Continente, el ministerio que gestiona las relaciones con Pekín.

Jiang ha acusado a la isla de politizar el asunto. Y ésta ha replicado con el mismo argumento. "No podemos entender por qué no permiten que la antorcha vaya de Pyongyang a Taipei, luego pase a Ho Chi Minh, y de ahí, a Hong Kong. Es una ruta más directa", dice Tung. El COI ha intentado mantenerse al margen de la polémica. Su presidente, Jacques Rogue, se limitó a decir el sábado que todavía nada es definitivo y que espera que ambas partes alcancen un acuerdo.

Mientras tanto, la intención de ascender al Everest con la antorcha ha provocado las protestas de los movimientos a favor de la independencia de Tíbet. China ha expulsado a cinco activistas estadounidenses, que fueron detenidos la semana pasada en un campamento base de la montaña del Himalaya, después de haber desplegado una pancarta que decía "Un mundo, un sueño, Tíbet libre 2008". El lema de los Juegos Olímpicos de Pekín es: "Un mundo, un sueño".

Ceremonia en Pekín para anunciar el recorrido de la antorcha.
Ceremonia en Pekín para anunciar el recorrido de la antorcha.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_