El tribunal declara no recurrible la sentencia que anula 400 viviendas en el Alto del Cuco

La resolución frenó una urbanización en Cantabria por considerarla una "dentellada al monte"

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria aclaró ayer en un auto que la sentencia con la que anuló el plan parcial para la construcción de 395 viviendas en el Alto del Cuco, junto al Parque Natural de Liencres, en Piélagos (Cantabria), no es recurrible ante el Supremo porque no aplica legislación estatal o europea, sino de la comunidad de Cantabria. La constructora, Fadesa, respondió que mantenía su intención de recurrir la sentencia. Los propietarios de las viviendas temen que el proceso se alargue demasiado, y la mayoría ya no cuenta con vivir en la casa que compró.

Tanto el alcalde de Piélagos, Jesús Ángel Pacheco (PP) como la constructora, Fadesa, anunciaron inmediatamente después de que se publicara la sentencia que presentarían sendos recursos contra la anulación del plan parcial para la construcción de 395 viviendas en el Alto del Cuco. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria que emitió aquella sentencia, dictó ayer en un auto que establece que no cabe recurso de casación ante instancias superiores porque la sentencia no aplica legislación estatal o europea, sino autónomica.

El tribunal anuló el plan parcial de la urbanización hace tres semanas por considerar que infringía varios aspectos de la Ley de Suelo de Cantabria, especialmente los referidos al impacto paisajístico. La sentencia concluía que "incrustar" allí 395 casas era dar "una dentellada al monte" y "desfigurar por completo un entorno natural precisado de protección".

La constructora de la urbanización, Fadesa, comunicó tras conocer el auto que mantenía su intención de presentar recurso ante el Supremo por entender que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria sí ha tomado en cuenta leyes estatales en la sentencia. "No debería existir temor por ninguna de las partes a someter sus decisiones o apreciaciones al veredicto del alto tribunal", añadió.

Para los compradores de las viviendas -casi toda la urbanización estaba ya vendida- no es una buena noticia. "Presentarán un recurso de reposición ante el propio Tribunal Superior de Justicia de Cantabria y el proceso se alargará más aún, mientras nosotros estamos pagando alquileres y tenemos comprometido nuestro futuro. Todo lo que queremos es recuperar nuestro dinero para comprarnos otra casa. La mayoría de nosotros ya ve muy lejano lo de vivir aquí", aseguraba ayer Bernardo González, portavoz de los afectados, que hoy se reúnen con Fadesa.

La asociación ecologista Arca ha recurrido todas las licencias de obra de la urbanización. Si, como ha ocurrido en otros procesos similares, el tribunal da la razón a los ecologistas, el alcalde de Piélagos se enfrentaría a su quinta sentencia de derribo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de abril de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50