_
_
_
_
_

Iniesta: "¡No estemos fastidiados ahora!"

Diego Torres

Fernando Morientes es de esos que cuelgan banderitas españolas en el retrovisor del coche. Hijo de guardia civil, educado en la tradición espartana, criado entre Toledo y Badajoz. Toda una garantía de fiabilidad en sus participaciones con la selección, aunque Luis Aragonés tardó dos años en darle su confianza. Ayer lo hizo, y Morientes respondió con el primer gol de la noche. "Estoy feliz", dijo El Moro. "En el vestuario me he puesto a pensar y este estadio, este lugar, esta camiseta, me hacen feliz. Sobre todo porque he marcado un gol importante. Abrir la lata me ha hecho feliz".

La pareja del ataque del Valencia, Morientes y Villa, respondió a las expectativas con dos golazos. El veterano de la dupla, que supera los 30 años, vive un momento dulce. "Hoy he superado a Butragueño como goleador con la selección", dijo. Morientes suma 27 tantos. El último, el de ayer, lo hizo previo recorte a su ex compañero en el Liverpool, el central Agger. "Vi que Iniesta me ponía el pase, levanté la cabeza y vi a Agger que venía como una moto. Lo primero que me vino a la mente fue pegarle al palo largo porque Agger no entra a los regates. Ya lo conozco. Sin embargo, lo vi venir tan rápido que recorté. Y salió bien".

Más información
"Hemos jugado muy mal"

Al salir del estadio, Iniesta se enteró de que Luis Aragonés andaba diciendo que había perdido demasiados balones. El canterano del Barça se quedó más blanco de lo que es cuando le informaron de las declaraciones de su técnico. "¡No estemos fastidiados ahora!", dijo, en una reacción que, en su caso, resulta muy extraña. Iniesta es un chaval discreto y se sintió dolido. Pero, como a diferencia de Luis Aragonés, no se ablanda ante los micrófonos, se mordió la lengua. "El gol de ellos nos ha hecho recular", dijo. "Ha sido una victoria con sufrimiento, como para no perder la costumbre. Pero no nos tenemos que frustrar justamente hoy, que hemos conseguido tres puntos".

Xavi confirmó que el equipo vivió con angustia. "La verdad es que hemos sufrido", dijo. "No pasaban los minutos. Por fin llegó el final. Porque no hemos sabido dar la pausa. En los últimos 20 minutos nos hemos echado atrás". "En los balones aéreos nos hemos puesto nerviosos", dijo Casillas; "nos ha entrado un poco de ansiedad y ellos nos han empujado a nuestro campo colgando balones".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Diego Torres
Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_