Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Delphi anuncia una reducción de ingresos del 25% en el mes de abril

Los trabajadores de Cádiz temen la declaración de quiebra técnica

Delphi Automotive Systems España anunció ayer que los recursos de su fábrica en Puerto Real (Cádiz) sufrirán "un deterioro progresivo debido a la disminución de ventas" que provocarán un descenso de los ingresos del 25% en el próximo mes de abril. El presidente del comité de empresa, Antonio Pina, de CC OO, alertó ayer de que la compañía está preparando la declaración de quiebra técnica.

En un comunicado, la empresa aseguró que ya ha pagado las nóminas hasta el 15 de marzo, pero no se comprometió a abonar las del mes siguiente. "La dirección considera que todas las opciones están abiertas para proceder con el cese de la actividad", reza la nota. El comité de empresa compareció ayer para anunciar un "cambio de estrategia" en sus movilizaciones a partir de la semana que viene, con medidas "más duras". Antonio Pina entregó un informe en el que los sindicatos advierten de un plan de la dirección de Delphi para justificar el cierre de la fábrica gaditana, en la que trabajan 1.600 operarios. Entre las denuncias, el traslado de material subvencionado por la Junta de Andalucía a otras factorías, como la de Krosno o Tichy en Polonia; la venta de productos elaborados en Puerto Real a otras plantas de la empresa por debajo de sus costos de fabricación; la compra por parte de la fábrica gaditana de piezas por encima del precio del mercado o la cancelación de proyectos rentables.

En Chiclana, medio millar de mujeres se manifestaron una vez más para exigir soluciones. "Tenemos los ánimos algo exaltados, pero no vamos a abandonar porque vemos que no estamos solas", señaló Auxiliadora Barberá, esposa de un trabajador de Delphi.

Los socialistas han solicitado la intervención de la Unión Europea a través de una pregunta a la Comisión. Esta institución puede aprobar la prohibición de ayudas a empresas que hayan recibido subvenciones y que, posteriormente, inicien un proceso de deslocalización. Esta medida ya se utilizó para evitar la marcha de Volkswagen de Bélgica, y puede servir, según la europarlamentaria socialista Francisca Pleguezuelo, para forzar a Delphi a rectificar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2007