Fútbol | Graves incidentes en el Betis-Sevilla

"Un incidente más", dice el presidente de Competición

El presidente del Comité de Competición, Alfredo Flórez, tardó una hora en salir de la reunión que mantuvo ayer por la tarde para analizar los acontecimientos que rodearon la agresión de Juande Ramos, el técnico del Sevilla, que debió ser hospitalizado el miércoles después de recibir un botellazo en la cabeza. "Mañana se resolverá todo a partir de las 18.00, cuando venza el plazo para la presentación de las alegaciones", dijo. Luego, intentó restar relevancia a lo sucedido en el estadio de Heliópolis: "Este es otro incidente más".

Flórez, veterano jurisconsulto, procuró mostrarse a sí mismo, y al órgano que preside, como un humilde eslabón sin poder suficiente para resolver el enorme problema que tiene entre manos. "Ojalá pudiera un Comité de Competición resolver todos los problemas de la violencia en el deporte. Este es un problema de la Administración de Justicia"

Más información

El Comité de Competición es el órgano responsable de impartir la justicia deportiva en el fútbol. Sus miembros son nombrados a instancias de la federación y de la Liga. Sin embargo, Flórez proclamó su independencia: "Este Comité no está bajo la disciplina de nadie".

Hoy, Flórez y sus compañeros volverán a deliberar a partir de las 18.00 horas. Lo harán con todos los elementos de juicio en la mano: las alegaciones de los abogados del Betis y del Sevilla, el acta arbitral, los partes médicos sobre la lesión de Juande Ramos, y los informes de la policía. La decisión también se hará después de que la Comisión Nacional Contra la Violencia (CNCV) se reúna con carácter urgente, hoy en Madrid, para estudiar los hechos de Heliópolis y la conducta de los presidentes del Betis y el Sevilla, por si puede motivar una inhabilitación según la normativa de la propia Federación Española de Fútbol.

Con toda esta información, y tal vez inspirados por la CNCV, publicarán la sanción que convengan. Ayer, Flórez no quiso hacer valoraciones. Se abrió paso diciendo: "No tengo nada que decir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 01 de marzo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50