Reportaje:

El 'ciutadà' de Fuenlabrada

Barranco, independiente, copia al partido catalán y aparece desnudo en carteles

"Si por mí hubiese sido, habría salido totalmente desnudo y con un globo tapándome los genitales. Pero la agencia que me lleva la campaña de comunicación me ha dicho que eso era demasiado, que la gente del pueblo se iba a mofar", cuenta Juan Barranco, candidato a alcalde en Fuenlabrada por el partido independiente Demócratas Populares (www.democrataspopulares.com). Su imagen -manos al frente, pelo en pecho, el lema Con las manos limpias- se puede ver desde hace unos días en varias vallas publicitarias de Fuenlabrada.

Barranco lo confiesa: la inspiración para el cartel con el que espera ganar las próximas elecciones municipales de Fuenlabrada la ha buscado en la campaña de Ciutadans-Partit de la Ciudadanía. Albert Rivera, uno de los candidatos de este partido en las últimas elecciones catalanas, salió totalmente desnudo en los carteles electorales, sólo con las manos tapándole las partes bajas. "Llamé a Ciutadans y ellos me apoyaron", afirma el candidato. "Lo que quiero decir con esta imagen es que yo no tengo nada que esconder, que tengo las manos limpias", sostiene.

Barranco, antes de ser "un político independiente", fue portavoz del Partido Popular entre los años 2003 y 2006. Y mucho antes, también fue médico pediatra durante casi 30 años. Pero la gran bronca la tuvo cuando salió del PP el pasado julio. Según cuenta, el motivo fue que la presidenta del Gobierno regional, Esperanza Aguirre, le ofreció el cargo de subdirector del hospital Puerta de Hierro y él no lo quiso. "Yo estaba investigando un supuesto escándalo en el Gobierno municipal (PSOE e IU) y, de repente, desde la dirección del PP me quisieron quitar de en medio", argumenta.

Uno de sus antiguos compañeros y portavoz del PP en Fuenlabrada, Carlos Castellote, lo tiene claro. La primera palabra que le dedica a la foto de su rival es "ridícula". "Lo único que busca es que la gente hable de él. Las campañas tienen que basarse en mensajes o en saber lo que opinas de tu municipio. Todo el pueblo está hablando de su torso semidesnudo y de nada más", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 2007.