Diarra: "Mi juego está siendo mediocre"

El jugador de Mali reconoce que aún no ha dado en el Real Madrid todo lo que se esperaba de él

En un gesto de autocrítica pocas veces visto en los tiempos que corren, Mahamadou Diarra reconoció ayer que su rendimiento en el Real Madrid, hasta el momento, está siendo "mediocre". "La gente no está contenta conmigo porque todavía no he dado todo lo que se esperaba de mí", abundó el centrocampista maliense.

La serie de 16 partidos seguidos de Diarra como titular quedó truncada cuando se quejó de su suplencia en Montjuïc, ante el Espanyol, a mediados de diciembre. Entonces, las cámaras de Canal+ cazaron la conversación resentida del pivote defensivo con Cassano. "Si hay uno que tiene que estar callado es él", proclamó indignado Fabio Capello.

"Fue una charla entre compañeros. No hablaba español entonces y me sorprendió ver que hubiera dicho tantas cosas. Cuando no juegas, no estás contento y pones mala cara, pero no insultas", se justificó Diarra, que hizo hincapié en la buena relación -"no tengo ningún problema con nadie dentro del vestuario"- que mantiene con el técnico italiano.

Más información

La rajada con Cassano, el mayor exponente de los futbolistas díscolos con Capello, provocó la ausencia de Diarra en la lista de convocados contra el Recreativo (0-3). Supuestamente, por una sobrecarga en el abductor. Tampoco estuvo en Riazor, ante el Deportivo (2-0), en el debú de Gago. Desde entonces, ha arrancado en el once inicial -17 veces en la Liga, en los seis partidos de la primera fase de la Champions y en los cuatro de la Copa- salvo el pasado fin de semana, en San Sebastián, contra la Real Sociedad. También ha anotado tres goles: ante Betis, Racing y Lyón. Su pareja de baile casi siempre ha sido Emerson, que tampoco ha cuajado en el proyecto madridista. "Puedo jugar con cualquiera de los medios centro", adujo Diarra, que en todo momento mantuvo un discurso políticamente correcto: "Aunque yo no esté todo lo bien que me gustaría, lo más importante es el equipo".

El Madrid pagó 28 millones de euros al Lyón por los servicios del pulmón africano, el fichaje más caro reclamado por Capello. De momento, su rendimiento, según el propio interesado, está siendo "mediocre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50