La batalla por los municipios

El Junta Electoral Central actúa si hay reclamación

La Junta Electoral Central, un órgano independiente pero vinculado al Congreso de los Diputados, es la encargada de garantizar la transparencia de cualquier proceso electoral, pero según informaron ayer fuentes de este organismo, no actúa de oficio ante supuestos indicios de irregularidades. Para que intervenga, ha de producirse una reclamación.

La última resolución de la que hay constancia en la Junta Electoral sobre un municipio andaluz se emitió el cinco de junio de 2003, diez días después de las últimas elecciones locales. El órgano estatal había recibido dos días antes un recurso del PSOE contra el escrutinio de votos aprobado por la Junta Electoral de Marbella para el municipio malagueño de Benahavís.

En su reclamación, los socialistas pedían que se declarase nula la votación en esta localidad por entender que había "irregularidades de distinto tipo", entre ellas la "manipulación" del censo. Según el recurso del PSOE, en el censo figuraban personas "que no residen allí habitualmente, censadas en el mismo domicilio, en viviendas en construcción o incluso en parcelas sin construir".

La Junta Electoral Central desestimó la reclamación porque los recursos contra el censo han de presentarse en el plazo que marca la ley (antes de las elecciones), pero en su resolución advierte además de que "tampoco resulta posible en el estrecho y sumario cauce previsto contra los escrutinios proceder a realizar actividad probatoria alguna en orden a clarificar los hechos denunciados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50