Reportaje:

Candover ya se divierte en España

Las firmas de capital riesgo se divierten con operaciones millonarias y más si son de un sector como el de los parques de ocio. No sólo compran empresas familiares para convertirlas en negocios competitivos, con cambios en la gestión y estrategia empresariales, para después venderlas pocos años después a mejor precio. Las operaciones entre los fondos de capital riesgo también se cruzan. Esta semana ha ocurrido entre dos grandes del sector: la estadounidense Advent anunció el pasado lunes la venta de Parques Reunidos a la británica Candover, por un importe que fuentes cercanas a las negociaciones estiman en algo más de 900 millones.

La empresa adquirida por Candover, Parques Reunidos, que tiene su origen en el Parque de Atracciones de la Casa de Campo de Madrid, fundado en 1967, fue a su vez tomada por Advent en 2003 mediante una oferta pública de adquisición valorada en 240 millones de euros. Es la primera operación exitosa de Candover en España, después del frustrado pacto de compra de Applus+, la firma de certificación controlada por Agbar, Unión Fenosa y Caja Madrid.

La empresa de ocio adquirida controla 22 zoológicos y parques acuáticos en 6 países, y obtuvo unos ingresos de 193,6 millones en 2006
Con la compra de Parques Reunidos, la primera que realiza en España, la firma de capital riesgo se resarce de la fallida operación por Applus+

La operación de venta de Applus+, casi finiquitada en julio pasado, finalizó con una comunicación in extremis de Candover en la que la sociedad británica anunciaba su intención de no materializar el acuerdo de intenciones cerrado con Agbar, Unión Fenosa y Caja Madrid. Como consecuencia del abrupto fin de las negociaciones, los dos directivos encargados de llevar a cabo la operación, Sergi Pastor y Lucio Moreno, fueron inmediatamente destituidos. En sus declaraciones sobre la extraña interrupción del pacto, Candover alegaba "pérdida de confianza"; el grupo catalán, por su parte, apuntó a "graves deslealtades" de Pastor y Moreno en las negociaciones.

Con la adquisición de Parques Reunidos, Candover se resarce de su fallida primera compra en España. Y la operación por Parques Reunidos no es moco de pavo. Candover compitió duramente con otra sociedad de capital riesgo, Apax, por esta empresa de ocio, que controla 22 instalaciones y que incluye parques de atracciones, zoológicos, y parques acuáticos en seis países -España, Italia, Francia, Bélgica, Noruega y Argentina-. El grupo obtuvo unos ingresos en el ejercicio pasado de 193,6 millones de euros.

Esta primera operación en España, es la sexta que la líder europea en el sector hace a través del fondo de 3.500 millones de euros Candover 2005 Fund. La mayoría del capital empleado en la inversión proviene de este fondo, con una inversión minoritaria significativa de los accionistas de la compañía británica dedicada al ocio Bourne Leisure. La deuda y la financiación ha sido liderada por Royal Bank of Scottland. El responsable de Candover en España, Javier Abad, resumió el lunes las intenciones de la firma con la compra de Parques Reunidos: "Lograremos duplicar el tamaño del grupo en los próximos años". Lógico objetivo en las operaciones de capital riesgo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS