Las cantigas de amigo centran el nuevo disco de Ceremuzynska

La cantante polaca Paulina Ceremuzynska recupera en su nuevo disco, titulado E moiro-me d'amor. Cantigas de desexo e soidade, 16 cantigas de amigo de ocho poetas medievales galaico-portugueses. De Martin Códax o Meendinho a Pero Meogo o Fernando D'Esquío, Ceremuzynska se vale de tres músicos -arpa románica, cítola, laúd medieval y percusión- para revisitar la tradición poética de los siglos XIII y XIV. El proyecto musical de E moiro-me d'amor. Cantigas de desexo e soidade, obra de la propia Ceremuzynska -grabado en la Radio Galega y editado por la Secretaría Xeral de Política Lingüística-, se había representado en diferentes escenarios de Galicia antes de su plasmación en disco.

No se trata de la primera incursión de la cantante polaca en la poesía medieval galaico-portuguesa. En el año 2005, Ceremuzynska dirigió y registró Cantigas de Amor e Amigo de lírica medieval galega, con éxito de crítica sobre todo en Portugal. Su interés por la lírica de los siglos XIII y XIV proviene de su especialización en las tradiciones musicales medievales de Europa ya desde 1999, cuando lideró el Grupo de Música Medieval Pressus, en Polonia. Los estudios de Ceremuzynska la han llevado a la música trobadoresca con el Grupo de Música Medieval Alienor.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS