Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Bargalló quiere redefinir la estrategia del Institut Ramon Llull

El político sustituye a Emilio Manzano en la dirección de la entidad

El patronato del Institut Ramon Llull (IRL) aprobó ayer el nombramiento de Josep Bargalló, ex conseller primer de la Generalitat de Cataluña, como director del Instituto Ramon Llull en sustitución del periodista Emili Manzano, cuyo cese también se aprobó en la misma reunión. El nuevo director señaló ayer que mantendrá a la comisaria de Francfort 2007, Anna Soler-Pont, y que en breve presentará su estrategia de futuro para el instituto, cuyos estatutos propondrá modificar. Hoy, el consejo de dirección del IRL tiene previsto nombrar a Neus Fornells como directora adjunta de la entidad.

"El objetivo más inmediato será cerrar el programa de Francfort 2007", indicó ayer Josep Bargalló al poco de ser nombrado nuevo director del Institut Ramon Llull. "Se mantiene a Anna Soler-Pont como comisaria de la presencia catalana en la feria del libro alemana y, por lo tanto, su misma línea de trabajo. Ahora queda por concretar lo que era un preprograma de actividades que se había presentado". Éste será un punto clave de su labor al frente del Llull y, en principio, parecía el más polémico, ya que desde Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), partido al que pertenece Bargalló, se había reivindicado la presencia exclusiva de escritores en lengua catalana como representantes oficiales de la cultura catalana en Francfort.

Bargalló (Torredembarra, Tarragona, 1958) desembarca en el Llull tras una etapa de gran protagonismo político como conseller primer y, antes, consejero de Educación del primer Gobierno tripartito. Licenciado en Filología Catalana, antes de estar en la primera línea política había trabajado en la enseñanza pública y en el mundo editorial, donde fue director literario de Edicions El Mèdol de 1989 a 1998.

Según señaló ayer, además de la cita más inmediata de Francfort, y de forma paralela, su objetivo es presentar "con la máxima urgencia" al patronato "un documento sobre las estrategias que debe seguir el Llull, las líneas básicas de la promoción de la cultura catalana en el exterior y, también, cómo aumentar la participación de los distintos sectores culturales en el trabajo de la entidad".

Otro de los trabajos que piensa iniciar a corto plazo es la reforma de los estatutos y del organigrama del IRL, entidad que estructuralmente, tras la reorganización de los departamentos del Gobierno presidido por José Montilla, ha pasado a depender de la vicepresidencia del Gobierno que dirige Josep Lluís Carod Rovira, líder de ERC.

Precisamente, Carod justificó ayer ante el patronato el relevo al frente del Llull en la lógica del reparto de cargos y responsabilidades en el nuevo Govern. Bargalló, uno de los dirigentes más relevantes de ERC, no tuvo ninguna consejería y finalmente ha recalado en el Llull. Bargalló, que ayer aseguró al patronato que se mantendrá en el cargo durante toda la legislatura, tiene previsto proponer hoy al consejo de dirección el nombramiento de Neus Fornells Macià como directora adjunta del instituto. Fornells ya fue su jefa de gabinete durante su etapa como conseller primer en el Gobierno de Pasqual Maragall.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de diciembre de 2006