El Festival de la Infancia tendrá una novedosa gran gincana

Será el 27 de diciembre cuando el Salón de la Infancia vuelva a abrir sus puertas en la Fira de Barcelona. Y en esta ocasión lo hará ofreciendo participar en una gran gincana. En ella, los niños deberán superar cuatro pruebas lúdicas tras las cuales optarán a un regalo. Miles de libros, entradas a museos como el del Agua, pero también viajes en helicóptero, entradas para el Auditori y el Teatre Nacional de Catalunya, y partidos del Joventut, son la novedad de esta edición.

El lema del festival, Un mundo de colores, sintoniza con la pretensión del Ayuntamiento de transmitir los valores de la tolerancia y la solidaridad. "Parece que estas palabras estén gastadas", dijo ayer Judith Mascó, presidenta de la feria. "Pero yo, como madre, creo en ellas", afirmó la modelo.

La camiseta oficial del salón, por ejemplo, se ha diseñado en colaboración con Unicef, organización internacional para la infancia, que recibirá la mitad de los beneficios de su venta. El concurso de dibujos tendrá en la diversidad su motivo de creación, y afuera, en la plaza del Univers, se podrá competir en el circuito de motocicletas o dar un paseo en los caballos de la Guardia Urbana. Todo para los más de 440.000 niños censados en la provincia de Barcelona y los que lleguen de fuera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de diciembre de 2006.