_
_
_
_
Reportaje:

'Idomeneo' descabezado

La Deutsche Oper 'pierde' las cabezas de cartón piedra del montaje que se suspendió por temor a un ataque islamista

La ópera Idomeneo, de Wolf-gang Amadeus Mozart, en la polémica versión del enfant terrible alemán, el director Hans Neuenfels, sufrió ayer otro golpe tras el escándalo que provocó su suspensión en Berlín en septiembre por temores a un ataque islamista. Desaparecieron del almacén de la Deutsche Oper de Berlín, que repondrá la obra el 18 y 29 de diciembre, los cuatro polémicos objetos de atrezo que se usan en el montaje: las cabezas cortadas de Mahoma, Buda, Jesucristo y Poseidón.

El protagonista de la obra, el rey de Creta Idomeneo, entra en escena en el montaje con las cabezas sangrientas que ahora se han perdido. La versión original, que aborda el levantamiento del hombre contra los dioses, no incluye a Mahoma. La policía alemana investigó durante meses la posibilidad de agresiones terroristas por la crítica contra el islam de Neuenfels (no mayor a la de las otras religiones representadas), elaboró un extenso informe y recomendó a la directora de la Deutsche Oper, Kirsten Harms, eliminar de la versión de Neuenfels la escena o suspender la ópera, según dijo la misma a EL PAÍS.

La medida de Harms, la cancelación de Idomeneo, se interpretó como autocensura. La directora de la Deutsche Oper "bajó la cabeza" sin defender la libertad del arte, dijeron los políticos. El ministro del Interior, Wolfgang Schäu-ble, reaccionó a su manera. Invitó a los participantes de la primera Conferencia del Islam, pocos días después de la noticia, a ver Idomeneo en caso de que se repusiera. La policía constató un mes después que las 2.000 personas que caben en el teatro no correrán peligro y liberó a Harms de la responsabilidad de garantizar la seguridad.

Los medios especulan ahora si el coliseo prestó las cabezas, se las robaron o si simplemente acabaron en la basura. Una portavoz de la Deutsche Oper aseguró al semanario Der Spiegel que "no han sido robadas" y que Idomeneo se estrenará el 18 de diciembre tal como estaba previsto. El crítico musical de Die Welt se burlaba ayer: "Esperemos que nadie ande con las cabezas paseando por las calles de Teherán mientras que en Berlín se están fabricando otras nuevas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_