Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC quiere cobrar de los cargos de confianza aunque no estén afiliados

Los republicanos regulan las cotizaciones de los altos cargos

Esquerra Republicana (ERC) pretende seguir financiándose con una parte del sueldo de los cargos públicos que ocupan los afiliados del partido y de los cargos de confianza nombrados por éstos en las instituciones donde gobiernan, aunque no estén afiliados. La dirección del partido aprobará el lunes el reglamento que detalla quiénes han de cotizar y la propuesta será sometida el día 16 al consejo nacional.

El reglamento interno que concreta quiénes están obligados a pagar al partido incluye a los cargos con dedicación exclusiva o parcial y al "personal eventual, ya sea con funciones directivas o de asesoramiento", tanto en la Administración de la Generalitat como en los ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones provinciales.

También están obligados a cotizar quienes reciban retribuciones en régimen de dedicación exclusiva por sus responsabilidades en organismos autónomos, sociedades mercantiles u órganos de otra naturaleza vinculados a la Administración a la que pertenezcan.

La dirección de ERC tiene previsto aprobar el próximo lunes este reglamento, que desarrolla la carta financiera del partido. Con él se pretende llenar algunos vacíos que en la pasada legislatura provocaron fuertes protestas de funcionarios de la Generalitat no afiliados a ERC a los que se requirió para que aportaran parte de sus sueldos al partido por haber sido nombrados para cargos de confianza por consejeros de esta fuerza política.

Uno de los extremos que contribuyeron a que la protesta de aquellos funcionarios alcanzara la dimensión de conflicto político fue que la exigencia de cotización se realizó mediante una carta del secretario de Organización, Xavier Vendrell, y se convirtió en objeto de ataques de la oposición al Gobierno de Pasqual Maragall.

La propuesta de reglamento no aclara, sin embargo, uno de los puntos más conflictivos: el hecho de que se pretenda que coticen al partido incluso los altos cargos y el personal contratado para cargos de confianza que no sean afiliados. El reglamento determina que la obligación de cotizar alcanza al personal eventual "que ha sido nombrado o ratificado en cuanto cargo de confianza".

La dirección de ERC defiende este sistema de financiación del partido como un método más transparente que el aplicado por otros, en particular los que aceptan que se recurra a los donativos anónimos.

Los republicanos critican que los donativos de particulares o de empresas que constan como anónimos ante los organismos que controlan la financiación de los partidos no son realmente anónimos para los dirigentes. Y sostienen que se aportan para obtener o pagar tratos de favor de las instituciones.

El PP, que es uno de los partidos que reciben financiación mediante donativos anónimos, se lanzó ya ayer a criticar a ERC por esta posición. El portavoz del PP, Daniel Sirera, afirmó que el Gobierno de la Generalitat contratará altos cargos y personal eventual en función de su disponibilidad a financiar a ERC, en lugar de "seleccionar a los mejores profesionales". Esto será, dijo, "muy negativo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de diciembre de 2006