Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOAN SAURA | Interior y Relaciones Institucionales | La nueva legislatura catalana

Un ex comunista al mando de los 'mossos'

Joan Saura i Laporta (Barcelona, 1950) repite como consejero de Relaciones Institucionales. Pero, además, en esta legislatura asume el mando del delicado Departamento de Interior formando una macrocartera. Un gran riesgo político para la coalición que encabeza, Iniciativa Verds-Esquerra Unida (ICV-EUiA), acostumbrada hasta ahora a gestionar áreas poco conflictivas. La dirección ecosocialista aseguró que la titularidad de Interior no es un regalo "envenenado" y que Saura -un hombre tranquilo y trabajador, como lo define su entorno- impulsará una política de seguridad progresista al servicio de "los débiles".

Saura, hijo único de un obrero metalúrgico castellonense, militante de la CNT, se quedó huérfano de madre cuando tenía sólo ocho años. Creció en el barrio de La Floresta de L'Hospitalet y su gran afición al fútbol lo llevó a jugar en los infantiles del Barça. A los 15 años entró a trabajar en la eléctrica Fecsa y empezó sus andaduras en la política un año más tarde a través de asociaciones de barrio.

Decidió dejar el fútbol sobre los 18 años, cuando militaba clandestinamente en CC OO, de donde saltó al PSUC, al que se afilió en 1973. Al margen del trajín político, consiguió sacarse el título de ingeniero técnico industrial. En las primeras elecciones municipales, en 1979, fue elegido concejal de L'Hospitalet por el PSUC y durante una legislatura fue teniente de alcalde. A pesar de la traumática escisión de los comunistas catalanes, salió reelegido en 1983.

En 1988 formó parte de las listas de su partido en los comicios autonómicos e ingresó en el Parlament, y fue reelegido hasta 1995. En 1996 fue nombrado diputado en el Congreso, puesto que refrendó cuatro años más tarde. Fue el artífice de la reconversión del viejo PSUC en Iniciativa per Catalunya, abriendo un nuevo espacio ecosocialista, que se consolidó en las elecciones de 2003 y fue la única fuerza de izquierdas que creció en los últimos comicios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de noviembre de 2006