Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rienda dice adiós a la temporada

La esquiadora granadina será operada el próximo lunes de una triple lesión en la rodilla derecha

María José Rienda se perderá la temporada antes de iniciarla. Los peores pronósticos se cumplieron anoche, cuando una resonancia magnética confirmó los males de la rodilla derecha de la esquiadora española: la tan temida tríada. El ligamento lateral interno, el cruzado anterior y el menisco, rotos. El doctor Richard Stedman operará a Rienda el lunes de la semana que viene en Estados Unidos, donde permanecerá "alrededor de tres semanas", según explicó su marido a este periódico. Ángel Izquierdo no pudo reprimirse. "¡Vaya mierda! Aunque vaya ánimo que tiene ella, me ha dicho que en un par de meses ya estará recuperada", aseveró desde Granada.

Rienda se lesionó el sábado en Love Land, en el Estado de Colorado, mientras se entrenaba con vistas al primer gigante de la Copa del Mundo, este fin de semana en Aspen. Ayer, mientras esperaba a que Stedman -el mismo médico que operó a estrellas del esquí como Picabo Street, Anja Paerson, Janica Kostelic y Bode Miller- le practicase la resonancia para determinar el alcance de su lesión, Rienda ya había empezado a realizar ejercicios de rehabilitación. "Es para que no se hinche la rodilla", aseguraba minutos antes de empezar la sesión, acompañada por su entrenador Mauro Pini. Desde que el técnico suizo se ocupa de la preparación de la granadina han pasado ya cuatro años y, en este tiempo, la esquiadora no se ha perdido ningún gigante por lesión.

Que la intervención quirúrgica fuera en EE UU o en España dependía de la gravedad de la lesión. "Si la hinchazón no es demasiado grande me operarán aquí. Si no, igual en dos semanas pero en España", afirmaba la española antes de conocer los resultados. María José es una esquiadora muy técnica. El gigante -que ha ganado seis veces en la Copa del Mundo- es una especialidad que somete las rodillas a flexiones continuas. Pese a ello, Ignacio Oruezábal, coordinador de los equipos nacionales de esquí, cree que ese tipo de lesión no tiene por qué influir en la forma de esquiar de Rienda. "Hay quienes han vuelto a esquiar incluso mejor", explica. "Todo dependerá de cómo evolucione. Pero María José tiene una ventaja: un tipo de musculatura muy fuerte, que le permitirá recuperarse rápidamente", es su análisis.

"La verdad es que no sé cómo lo veo... Yo entiendo de curvas, no de rodillas", contestaba Rienda a la pregunta por el tipo de sensaciones que le iban y venían por la rodilla afectada. Con 31 años cumplidos, confirmada la triada, volverá a las pistas con 32. Es de las pocas veteranas que quedan en el circuito tras la invasión de las clases de 1981-82 y 83, representadas por la sueca Anja Paerson y por las austriacas Katrin Zettel y Nicole Hosp. "No me planteo la retirada. Lo único en lo que pienso es recuperarme lo antes posible porque, si se confirma la tríada, esta temporada la voy a perder entera", asume.

Y es que, aparte de la Copa del Mundo, de la que Rienda es la vigente subcampeona de gigante, la esquiadora española se perderá los Mundiales en Aare (Suecia) que se disputarán en febrero. Una cita que tenía un cierto aire de revancha tras acabar decimotercera en los Juegos de Turín del pasado mes de febrero, a los que llegó en un extraordinario estado de forma. Rienda no se mostró tensa ni siquiera cuando explicó cómo se produjo la lesión. "Me estaba entrenando y, en una curva, de las más de mil que hago habitualmente, se me cruzó el esquí y todo el peso de mi cuerpo cayó sobre la rodilla", recordó. "Fue una caída bastante aparatosa y me di cuenta enseguida de la gravedad", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 2006