Reportaje:

Cinco siglos de dibujos españoles en una visita

La galería Caylus presenta 80 piezas, algunas de ellas inéditas, de artistas desde el siglo XVI hasta la actualidad

"La exposición es una iniciativa privada, pero por su calidad podía estar en el Museo del Prado", afirma el historiador de arte Benito Navarrete, de la Universidad de Alcalá, comisario de la muestra El papel del dibujo en España, abierta en la galería Caylus, de Madrid. El montaje presenta 80 piezas, algunas de ellas inéditas, de artistas desde el siglo XVI hasta la actualidad, como Goya, Murillo, Alonso Cano, Ribera, Rosales, Fortuny, Picasso y Antonio López.

Navarrete, tras dos años de trabajos, presenta una evolución del dibujo español con fondos de distintas colecciones particulares, españolas y del extranjero, cuyo origen se remonta a las compras realizadas por los viajeros del siglo XIX a su paso por España. La exposición se abre con una selección de 13 dibujos pertenecientes al Álbum Alcubierre, hoy propiedad de Juan Abelló, que se presentan por primera vez al público, donde figuran obras de Diego de Siloe, Pedro de Campaña, Francisco Pacheco, Juan de Mesa, Alonso Cano, Antonio del Castillo, Murillo y Jerónimo de Bobadilla.

La muestra incluye obras de Goya, Fortuny, Picasso y Antonio López

Otra novedad es la presencia de dos dibujos de Goya, el retrato de Juan Agustín Ceán Bermúdez, una sanguina sobre papel verdugado, y una copia de Las Meninas de Velázquez, un dibujo preparatorio con la misma técnica, que pertenecen a los herederos del coleccionista de dibujos Valentín de Cardedera (1796-1880).

Las obras del Álbum Alcubierre y estos dos goyas no están a la venta. El resto de las obras oscilan entre 1.500 y 200.000 euros, precio del autorretrato de Antonio López, que fue encargado al artista en 1967, cuando tenía 31 años, por la coleccionista Alda Cannon, de Houston (Estados Unidos), a través de la galerista Juana Mordó.

Otras obras que destacan son un dibujo de paisaje del pintor cordobés barroco Antonio del Castillo, en cuyo reverso figura un poema autógrafo del artista que ha sido estudiado por el comisario en el libro catálogo de la exposición, que ofrece un conjunto de dibujos del XVIII, de Camarón, Bayeu, Maella y la Alegoría de la benignidad, de Luis Paret y Alcázar, donde se aprecian las técnicas y los temas para composiciones posteriores.

Del siglo XIX figuran un dibujo preparatorio de Eduardo Rosales para el Testamento de Isabel la Católica y una acuarela de Fortuny sobre tipos marroquíes, así como un retrato del pintor Anselmo Miguel Nieto, obra de Picasso, ejecutada con trazos modernistas.

Benito Navarrete cree que en España no existe una tradición que valore el dibujo como obra de arte en sí misma, como ocurrió en Italia con los diseños de Leonardo, Rafael o Miguel Ángel, incluso más apreciados que las obras definitivas. "En el dibujo aparece lo más íntimo y secreto del proceso creativo, lo más apreciado y hasta a veces sagrado del proceso artístico", señala en su estudio sobre la historia del dibujo en España, un recorrido por los teóricos, artistas y coleccionistas de obras sobre papel.

En el recorrido cronológico por las dos plantas de la galería, el conjunto se complementa con algunos dibujos italianos conectados con lo español, como las dos vistas de Barcelona y Tarragona del pisano Ercole Bazzicaluva y las piezas de Lucas Jordán y Giandomenico Tiepolo. Las técnicas utilizadas es otro argumento por su variedad a través de los siglos, con el empleo de pluma y aguada, lápiz carbón y tiza, sanguina y tiza, lápiz y carboncillo y otras técnicas mixtas. En este proyecto ha colaborado Artur Ramón, que destaca la calidad y la primicia de las obras presentadas, fruto de la unión de coleccionistas, estudiosos y anticuarios.

El papel del dibujo en España. Galería Caylus. Lagasca, 28. www.galeriacaylus.com. Hasta el 15 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50