Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos jóvenes mueren al colisionar con un ciclomotor contra un camión en la N-340 en Llosa de Ranes

Dos jóvenes de 17 años, un chico y una chica, que se dirigían hacia Llosa de Ranes en un ciclomotor, fallecieron en la madrugada de ayer al alcanzar por detrás a un camión que se encontraba aparcado en el arcén de la carretera N-340.

El suceso ocurrió hacia las 7.30 cuando los chicos, P. A. P. y E. R. G., novios y vecinos de Xàtiva, se dirigían hacia la escuela taller Casa del Pou en Llosa adonde se desplazaban todos los días en el mismo ciclomotor; los bomberos informaron de que los dos jóvenes circulaban detrás de un camión que esquivó a otro camión parado a un lado de la carretera que no pudieron evitar y embistieron por detrás. Las víctimas fueron asistidas en el lugar del siniestro, pero mientras una murió en el acto la otra sobrevivió hasta la llegada de las unidades del SAMU. No obstante, las asistencias sanitarias no pudieron salvarle la vida.

Ambas víctimas estudiaban en la escuela taller Casa del Pou de Llosa de Ranes, que suspendió las clases de ayer y las de hoy en señal de duelo. Desde la dirección del centro se afirma que la escuela pone a disposición de todos los alumnos de la comarca un servicio de recogida para asistir a los cursos, pero que estos jóvenes preferían viajar por su cuenta en ciclomotor al centro escolar, en un recorrido de menos de cuatro kilómetros, como hacen otros muchos. La pareja estudiaba desde hacía cuatro meses en la Casa del Pou, el chico cursaba albañilería y la chica jardinería.

No ha sido el único accidente mortal ocurrido en Llosa de Ranes en los últimos días, ya que el pasado domingo otra persona resultó muerta en la colisión de dos vehículos también en la N-340. Este siniestro se produjo de madrugada, alrededor de las 6.40, cuando dos turismos con un solo ocupante cada uno chocaron frontalmente y falleció uno de ellos, de 49 años de edad, mientras que el otro, de 33, resultó herido.

También en la N-340, en el puerto de Albaida, una persona murió y otras cuatro quedaron heridas en otra colisión frontolateral de dos coches la noche del martes. La víctima mortal y su acompañante fueron los más afectados debido a que no llevaban puesto el cinturón de seguridad y tras el impacto salieron despedidos por la luna delantera para caer a un barranco próximo. En el otro coche viajaban otras tres personas que sufrieron heridas de carácter menos grave.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 2006