Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Fútbol | Copa del Rey

El Mallorca resuelve en la prórroga

El Athletic no pudo con el equipo balear que acabó el partido con diez por la expulsión de Jankovic

El Mallorca se impuso al Athletic en un partido con los ingredientes de los duelos coperos más apasionantes: hubo un penalti dudoso, una expulsión más que cuestionable y una prórroga de tintes épicos. Pese a estar en juego el pase a los octavos de final de la Copa, ambos equipos presentaron onces iniciales muy distintos a los habituales. De entrada, Félix Sarriugarte dejó fuera a tres pesos pesados como Aduriz, Iraola y Yeste, y situó como único punta natural a Llorente. El Mallorca, aunque decidido a aferrarse al buen resultado de la ida, tampoco renunció a ampliar esta ventaja y mantuvo a dos de sus principales bazas atacantes, Arango y Tristán, y a uno de sus hombres más en forma actualmente: el serbio Bosko Jankovic.

MALLORCA 2 -ATHLETIC 1

Mallorca: Moyà; Héctor, Nunes, Ballesteros, Dorado (Navarro, min. 92); Jankovic, Basinas, Pereyra, Pisculichi (Víctor, min. 77); Arango y Tristán (Ibagaza, min. 67). No utilizados: Prats, Kome y Héctor.

Athletic: Lafuente; Expósito, Ustaritz, Sarriegi, Casas (Urzaiz, min. 45); Murillo, Orbaiz; Dañobeitia (Yeste, min. 61), Etxeberria (Iraola, min. 82), Iturriaga y Llorente. No utilizados: Alcalde, Amorebieta, Gabilondo, Aduriz y Javi Martínez.

Goles: 1-0. M. 19. Jankovic, a pase de Héctor. 1-1. M. 67. Yeste, de penalti. 2-1. M. 102. Remate de cabeza de Víctor a la salida de un córner.

Árbitro: Velasco Carballo. Amonestó la Pereyra, Aduriz, Ballesteros, Víctor, Llorente y Basinas y expulsó con roja directa a Jankovic (m. 84) por protestar una decisión arbitral.

Unos 12.000 espectadores en el Ono Estadi.

Fue éste último quien, a pesar de jugar indispuesto por unas molestias estomacales, rompió el partido transcurridos apenas veinte minutos. Primero dio un aviso, inventando un remate imposible a la media vuelta que lamió el poste. Y, cinco minutos más tarde, acertó en la diana con una nueva volea que hizo imposible la estirada de Lafuente.

Animados por conseguir lo que tanto les está costando esta temporada, un gol, los baleares se sintieron súbitamente cómodos dominando el balón y acechando el área rival. Los de Sarriugarte dieron la réplica con un cabezazo de Llorente, pero con el paso de los minutos comenzaron a dar síntomas de nerviosismo. Las sucesivas pelotas colgadas al área, la mayoría en forma de faltas, no encontraban rematador: la defensa balear, por números la más segura de la Liga, funcionaba también en la Copa.

Tras el descanso, el Athletic reorganizó por completo su dibujo. Murillo, que empezara como pivote, se retrasó al lateral, y Casas se fue a la caseta para que entrara Urzaiz. Con dos torres en punta, los bilbaínos encararon con más ambición la segunda mitad y continuaron buscando las jugadas por alto. El Mallorca cedió toda la iniciativa a su rival y Sarriugarte redobló su apuesta con el ingreso de Yeste, que volvió a desequilibrar el partido. El diez lanzó una falta al área, Urzaiz cayó en medio de un barullo y el árbitro indicó el punto de penalti. El propio Yeste lo convirtió en gol tras un primer rechace del portero Moyà. La eliminatoria nacía de nuevo.

El Athletic traspasó entonces los nervios al Mallorca, que perdió el norte y sufrió un cuarto de hora terrible, con fallos defensivos inexplicables y expuesto a las embestidas del rival. Incluso el temperamental Jankovic fue expulsado con roja directa, por protestar una decisión intrascendente de Velasco Carballo. Con semejante panorama, los bilbaínos no supieron aprovechar un par de opciones claras para sentenciar y llegaron algo desmoralizados a la prórroga. En el tiempo extra, y a pesar de jugar con uno menos, el Mallorca estuvo mucho más entero y logró el pase a octavos con un gol de cabeza de Víctor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de noviembre de 2006