Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SORTEO SOLIDARIO CON UNICEF

El primer 'loft' que regala EL PAÍS ya tiene dueña

"Me parece increíble, estoy muy feliz", comenta María Luisa Catalán, arquitecta técnica madrileña de 36 años, al conocer que es la ganadora

"No me lo podía creer, cuando me dijeron que había ganado. Pensé que se trataba de una broma". María Luisa Catalán, residente en Alcalá de Henares (Madrid), es la ganadora del primer loft que desde el pasado domingo EL PAÍS sortea semanalmente entre sus lectores como parte de una campaña en beneficio de Unicef. EL PAÍS sortea los domingos un loft y de lunes a sábado un Mercedes Clase A. Hoy se sabrá quién es el ganador o ganadora del primer Mercedes.

El pasado domingo, a eso de las tres de la tarde, María Luisa cuenta que estaba en su casa de Alcalá de Henares, "sola y con el móvil en la mano". Al final se decidió. No había nada que perder. "Mandé cinco mensajes de texto y después me despreocupé. Había leído que si se resultaba ganador te avisarían, pero no pensé que fuera tan pronto". Tuvo que entrar en elpais.es para cerciorarse de que era su nombre el del ganador del loft. "Realmente no podía creérmelo. Pero cuando vi mi nombre en la web, me quedé alucinada. Igual que mi familia. Se ha formado un revuelo enorme. Todo el mundo está tan alucinado como yo".

María Luisa Catalán es la ganadora del primer sorteo de esta campaña en la que los beneficios los empleará Unicef para mejorar la vida de niños de todo el mundo, EL PAÍS sortea cada domingo un loft en Madrid y todos los días, de lunes a sábado, un Mercedes Clase A.

Esta fue una de las razones que impulsaron a María Luisa a participar en el concurso. "Colaboro con Unicef. Además, tengo apadrinada a una niña boliviana de ocho años que se llama Bibiana. Cuando vi que los beneficios de los mensajes irían a parar a los niños, ya no me quedaron dudas".

Otra de las razones que impulsaron a esta arquitecta técnica de 36 años, fue la localización del inmueble, que se encuentra en construcción y cuya fecha de entrega se prevé en 2008. "Es mi barrio de toda la vida. Mi madre aún vive en una calle cercana, así que se me pasó por la cabeza que sería estupendo si ganara. Aunque los cierto es que nunca pensé que lo conseguiría. Nunca antes había ganado nada", explica.

Los lofts que regala EL PAÍS se encuentran en la calle Miguel Yuste, 29, junto a la calle de Alcalá y cerca de la prolongación de Arturo Soria. Miguel Yuste está situada a diez minutos del aeropuerto de Barajas. "En lo primero que pensé fue en mi padre, que ya ha fallecido. Él compraba EL PAÍS todos los días, y a mí me gustaba volver de clase y leerlo. Fue así como me enganché a su lectura", señala María Luisa. "Ahora sobre todo me encanta comprarlo los domingos porque es cuando tengo tiempo de leerlo de arriba a abajo. Y muchísimas veces lo he usado para encontrar trabajo. Pero lo que más me gusta del periódico es el EP[S]".

Tiene una hija de dos años y medio y está en trámites de divorcio. "Así que el problema de dónde ir a vivir cuando nos deshiciéramos del chalet en el que vivo me agobiaba bastante", se lamenta. "Ahora siento una tranquilidad enorme. Sé que si mi piso se vende, puedo irme de alquiler un tiempo hasta que me entreguen el loft".

"Me parece increíble, pero estoy muy feliz". La preocupación que ahora ocupa la cabeza de María Luisa Catalán, es elegir los pasteles con los que tendrá que invitar a sus compañeros de trabajo en Alcalá de Henares. "¡Hay que celebrarlo!"

El primer loft que EL PAÍS regalaba a sus lectores ya tiene dueño pero el próximo domingo volverá a haber otro en juego. Para participar sólo hay que enviar un sms al 7600 con el código que figura en la última página del periódico, o llamar al 806 40 50 55. Hay que recortar el cupón y guardarlo como comprobante.

Para ganar un Mercedes

Hoy se sabrá quién ganó el primer Mercedes Clase A puesto en sorteo ayer. Los lectores que han enviado sus códigos vía sms o a través de llamadas teléfonicas conocerán alrededor del mediodía, a través de elpais.es el nombre del agraciado, después del sorteo ante notario.Los lectores pueden hacer todos los mensajes o llamadas que estimen pertinentes con el mismo código.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2006