Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALAIN TOURAINE | Sociólogo

"El gran movimiento cultural en Europa es la xenofobia"

Alain Touraine es uno de los pensadores franceses que más ha influido en la socialdemocracia europea y latinoamericana. Nacido en 1925, este sociólogo de porte elegante y torrente verbal muestra una creciente fascinación por el papel de las mujeres en la transformación de las sociedades -"Las mujeres son la única fuerza capaz de transformar la sociedad, porque están diciendo que el problema no es conquistar el mundo, sino conocerse a sí mismo, en términos culturales"-. Tanta, como preocupación por la corriente de xenofobia que atraviesa Europa.

Ayer, Touraine participó en Valencia en un seminario titulado El Estado de Bienestar en España y su contexto, organizado por la secretaría de Bienestar Social del PSPV, que dirige Nuria Espí, y la Fundació Societat i Progrés.

"Hay dos cosas que no se pueden discutir, la razón y los derechos humanos"

Touraine se muestra preocupado con la situación que atraviesa Europa y, especialmente Francia. "El gran movimiento cultural en Europa ahora es la xenofobia. Un joven árabe sin trabajo es sinónimo de peligro absoluto", dice el pensador francés. Touraine argumenta que los disturbios que se han repetido en las últimas horas en los barrios de extrarradio de París no se pueden explicar por razones económicas. "Eso no responde a la verdad", sentencia, "la razón [de esa ira] es la discriminación". Una discriminación que establece sus primeras barreras en la escuela y que explica el reducido número de franceses de origen magrebí o africano que alcanzan puestos de relieve en la sociedad francesa.

Según el sociólogo francés, la solución pasa por combinar "la necesidad de reconocer al otro y otorgarle los mismos derechos individuales". "Hay dos cosas que no se pueden discutir, y que son la base del universalismo, la primera es la razón; la segunda es la noción de derechos humanos universales que están presentes en cada individuo", dice Alain Touraine, que cree que uno de los problemas más importantes de las sociedades actuales es cómo "combinar los movimientos religiosos con la libertad religiosa de cada uno". "En definitiva se trata de saber si hay libertad de conversión religiosa", asegura.

Firme convencido de la existencia de una opinión pública que impulsa o ralentiza los cambios sociales y de que el progreso siempre arranca desde las bases de la sociedad y no desde sus estamentos superiores, Touraine cree que Ségolène Royal es la única capaz de transformar el Partido Socialista francés para adaptarlo a las nuevas realidades sociales.

Respecto a España, Touraine, amigo personal de Felipe González, cree que José Luis Rodríguez Zapatero ha conseguido encontrar su propio espacio político y elaborar un perfil singular, aunque no sin asumir riesgos y contar con la suerte.

Preguntado sobre si cree que es posible encontrar un referente en la socialdemocracia que sirva de modelo, este pensador francés sorprende con dos nombres indiscutibles, Mahatma Gandhi y Nelson Mandela, aunque alejados del contexto histórico actual y la geografía europea.

Para Touraine, "Europa es un objeto frío" y sólo desde los problemas individuales es posible cambiar la sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 2006