Crítica:CLÁSICA | Bach Consort Wien
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Juventud para Händel

El ciclo de conciertos Euroconcert inició el pasado martes en el Palau de la Música Catalana su vigésimo segunda temporada con un programa íntegramente dedicado a Händel interpretado por el Bach Consort Wien. La velada comenzó con el Concierto para órgano y orquesta en sol menor, opus 4, número 1 y siguió con dos cantatas, Il delirio amorosa y Apollo e Dafne, obras que, más elaborada y de más amplio desarrollo la segunda, son características de su autor, del que ofrecen su cara más vital y optimista con un claro dominio de la vocalidad ornamentada, de particular dificultad para los solistas.

El vienés Bach Consort, fundado en 1999, es una formación joven, y lo es no sólo por lo próximo de su fecha de creación, sino también por la media de edad de sus 12 integrantes, liderados por el violonchelista Rubén Dubrovski. El grupo tocó con pureza de estilo, homogeneidad y buen sonido, con un logrado equilibrio entre la vitalidad de un juvenil impulso y la pertinencia a la solera y tradición de la rica vida musical de la Viena en que se ubican. Fue un placer escuchar las obras de Händel interpretadas 300 años después de su creación con el vital impulso de que las dotaron estos jóvenes músicos.

Uno de los miembros del Bach Consort, Erich Traxler, fue un pulcro y musical solista de órgano en la primera obra del programa. En las dos cantatas destacó la soprano estadounidense Robin Johannsen, de voz no muy voluminosa pero de bello y homogéneo timbre, que cantó con rigor musical y estilístico. En cambio, el barítono Florian Boesch mostró una voz de gran volumen, no del todo adecuada para las obras del programa y también con irregularidades en musicalidad, emisión e impostación.

Tras tanto Händel, el Bach Consort honró fuera de programa al compositor que les da nombre interpretando brillantemente una de sus bourrées.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS