Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TOUR 2006 | Terrible mazazo para el ciclismo

Phonak y EE UU, un cóctel explosivo

Son varios los corredores del equipo que se han visto involucrados en problemas de dopaje

Los tres corredores estadounidenses que más han destacado en el Tour en la última década han tenido tropiezos, más o menos orquestados, más o menos claros, con asuntos de dopaje; los tres se ganaron la admiración de todos los aficionados por la forma valiente en que se enfrentaron a los diferentes desafíos a los que les sometieron enfermedades y accidentes, cada uno a su nivel.

Lance Armstrong ganó siete Tours después de superar un cáncer de testículos; Tyler Hamilton corrió todo un Tour, el de 2003, con una clavícula rota, soportando enormes padecimientos, y Floyd Landis apenas puede dormir por los dolores que le provoca la necrosada cabeza de un fémur unido por un clavo de hierro a una cadera rota en una caída hace un par de años. Y dos de ellos han padecido los problemas con el dopaje mientras corrían con los colores blanco, verde y amarillo del equipo suizo Phonak, un conjunto que, por otra parte, ha vivido en su corta historia -lo fundó Álvaro Pino en 2002- diversos avatares y roces con el frente del doping.

Y que sigue viviendo. En el informe que la Guardia Civil envió a la Unión Ciclista Internacional (UCI) antes del Tour para que la carrera pudiera comenzar con una apariencia de limpieza figura este párrafo: "Por tanto, y según lo expuesto en el presente escrito, la presente investigación ha permitido relacionar hasta a cinco corredores de la plantilla del equipo Phonak, incluidos los sancionados Hamilton y Pérez, relacionados con prácticas dopantes [los otros tres son Santiago Botero y los hermanos Enrique e Ignacio Gutiérrez, corredor de menor nivel que actuaba como correo de la banda]. Por otra parte, es conveniente destacar que, entre la documentación intervenida , se recoge el listado de hoteles donde se alojaría el director deportivo del equipo Phonak entre las fechas 29/06/05 y 14/07/05

[pleno Tour de Francia]. Este último documento y el hecho del elevado número de corredores del mismo equipo que podrían estar relacionados con los tratamientos dopantes de Fuentes podrían querer indicar la posibilidad de la existencia de algún tipo de relación entre el grupo de Fuentes y el equipo Phonak, o al menos con parte de la plantilla".

No hay ninguna prueba y nada permite asegurar que Landis recibiera la prescripción dopante de Eufemiano, pero sí que su compatriota Tyler Hamilton, campeón olímpico de 2004 en contrarreloj, formara parte de los beneficiarios de la mutua del médico canario. Hamilton dio positivo por homotransfusión, al igual que su compañero de equipo Santi Pérez, en 2004 y desde entonces purga una sanción de dos años, que seguramente se alargará a la luz de los documentos hallados en las oficinas de Fuentes, con sus planes de dopaje y sus cuentas en dólares y euros.

Con la caída del asturiano y del estadounidense, y tras los positivos de algunos corredores más, abandonó el equipo Pino, su fundador, pero no acabaron los problemas. En medio de la Vuelta de 2005, John Lelangue, el nuevo mánager, expulsó a Santos González, el corredor alicantino que no había superado los controles hematológicos internos. Y ahora, Landis, el sucesor de Hamilton, un positivo que podría suponer que el nuevo patrocinador del equipo, la firma americana iShares, que el domingo renovó el contrato a todos los corredores, decida meditar sobre su continuidad. Y el más grande de todos los estadounidenses, Lance Armstrong, ganador de siete Tours, retirado invicto, aún debe pelear en todos los frentes con las acusaciones de la Agencia Mundial Antidopaje de que resultó positivo por EPO en el Tour del 99.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de julio de 2006