Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un 'spiderman' frustrado

Herido grave un hombre que intentó trepar hasta su casa, en un 5º piso

Un hombre de nacionalidad polaca de 31 años volvió a las doce del mediodía de ayer a su casa, en el número 71 de la Vía Complutense en Alcalá de Henares, cuando se percató de que no llevaba las llaves de casa.

Entre todas las opciones posibles, eligió la más temeraria: escalar hasta la terraza de su domicilio, en un quinto piso. No alcanzó su objetivo y en plena ascensión cayó fracturándose las dos piernas. Su vida no corre peligro, según informaron desde Emergencias 112.

Tras estudiar la fachada del edificio, el hombre polaco diseñó en su mente el recorrido. La primera meta le resultó fácil. Gracias a las rejas del primer piso del inmueble alcanzó el tejadillo de chapa que más tarde le salvaría la vida, evitando que sus huesos chocasen contra el suelo.

Durante la ascensión, la placa de chapa soportó sin resentirse el peso del polaco que, tras otra evaluación de la fachada, escogió las tuberías del gas para conseguir acceder a su domicilio. Con dificultad sobrepasó el umbral del segundo al tercer piso, pero sus fuerzas no dieron para más de sí y cayó al vacío.

Iba camino del suelo pero el tejadillo de chapa, que poco antes le había servido de apoyo para emprender su aventura, le paró en seco. Se frustró su ascensión. Cayó de pie y se fracturó las dos piernas. El golpe fue fuerte y no pudo evitar chocar con su cabeza contra la chapa, produciéndose un traumatismo craneoencefálico leve, sin consecuencias importantes.

Teniendo en cuenta la altura desde la que se precipitó, el estruendo producido por el impacto de su cuerpo contra la chapa alertó a los vecinos, que llamaron a la policía. Desde un primer momento, quedó claro que la intención del polaco era acceder a su casa y no un robo o un suicidio.

Los agentes de la Policía Municipal, los sanitarios del Summa y dos dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid acudieron a la Vía Complutense para rescatar al herido, tras ser avisados por los vecinos que veían atónitos el espectáculo.

Los bomberos tomaron la iniciativa y tras un estudio más profesional de la fachada que el que hizo anteriormente el polaco, optaron por un rescate desde arriba. Una vez avisados los vecinos del tercer piso, los funcionarios, con ayuda de cuerdas, se descolgaron hasta el tejadillo. Allí evacuaron al herido, que, tras ser atendido en primera instancia por el Summa, fue trasladado al hospital Príncipe de Asturias, donde ingresó con pronóstico grave. Cuando salga del centro sanitario, tendrá que contratar a un cerrajero para acceder a su casa. Una opción que no contempló el hombre araña, el spiderman frustrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006