Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TENIS | Torneo de Wimbledon

Hito chino en Londres

Pese a caer ante Clijsters, Na Li confirma el incentivo de Pekín 2008 al llegar a los cuartos

No hubo sorpresas en los cuartos de final femeninos de Wimbledon y, como era de esperar, la belga Kim Clijsters se llevó con algunos raquetazos todas las ilusiones que el tenis chino había depositado en su máxima estrella, Na Li, actualmente entre las primeras 30 jugadoras mundiales. Li mantendrá, sin embargo, el honor de ser la primera de su país que ha alcanzado los cuartos de final de un torneo del Grand Slam a pesar de su derrota por 6-4 y 7-5. Clijsters se enfrentará en las semifinales a su compatriota Justine Henin, que eliminó a la francesa Severine Bremond por 6-4 y 6-4. El otro duelo será entre la rusa María Sharapova y Amelie Mauresmo, que vencieron a las también rusas Elena Dementieva ( 6-1 y 6-4) y Anastasia Myskina (6-1, 3-6 y 6-3) respectivamente.

La presencia de Li en la pista ayer fue la nota más relevante del torneo londinense. Supuso la confirmación de que en China existe un amplio movimiento para potenciar el tenis y otros deportes con vistas a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. "Cuidado, porque habrá muchas sorpresas", anunció hace unos meses el estadounidense de ascendencia china Michael Chang, que fue embajador de la candidatura. Su triunfo en 1989 en París, justo unos días después de los hechos de la plaza Tiananmen, despertó un interés inesperado por este deporte, considerado de élite por el Gobierno comunista.

Si en los años 20 sólo el último emperador, Pu Yi, podía tener una pista en la Ciudad Prohibida, ahora hay más de un millón de chinos que practican el tenis en complejos modernos y bien equipados repartidos por las grandes ciudades. Las autoridades abrieron las puertas a una colaboración con la federación internacional que permitió crear las bases del aprendizaje y el futuro desarrollo. El crecimiento ha sido espectacular y, curiosamente, ha permitido abrir una puerta a las mujeres. En Atenas 2004, Li Ting y Sun Tiantian arrebataron la medalla de oro a Conchita Martínez y Virginia Ruano. Y Zheng Jie y Yan Zi alcanzaron el año pasado el primer título de dobles en el Grand Slam. En el último torneo de Roland Garros se registró una participación récord, seis jugadoras, las mismas que están entre las 100 primeras del mundo. Y ayer Na Li, a pesar de perder, escribió una nueva página del tenis chino. No será la última.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de julio de 2006