Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALEMANIA 2006

Luis da marcha atrás y dice que se siente "fuerte" para seguir

El seleccionador nacional, Luis Aragonés, señaló ayer que todavía tiene fuerzas para entrenar a España, pese a la eliminación de la selección a manos de Francia en los octavos de final del Mundial de Alemania (1-3).

"Una frase no me va a echar de la selección", dijo Luis en La Sexta, refiriéndose a los días previos a la disputa del torneo alemán, cuando anunció que dejaría el cargo por iniciativa propia si la selección no llegaba a semifinales o se codeaba con los grandes equipos presentes en el torneo.

"Me he podido equivocar en una frase", admitió Luis, que volvió a España abatido, en imagen que contrastó con el distendimiento del resto de la expedición de la selección, incluidos los futbolistas, que viajaron acompañados por mujeres, novias, hijos, padres y madres. "Soy el responsable de todo esto", abundó Aragonés en referencia a la eliminación de la selección, que acudió a Alemania con el equipo más joven de su historia y tras superar a Eslovenia en la eliminatoria de repesca. "Yo soy el culpable, a mí también me ha fallado saber competir, el saber competir es importantísimo", admitió en seleccionador, que siempre destacó la juventud de su equipo y la necesidad de que sus futbolistas adquirieran experiencia y capacidad competitiva al máximo nivel internacional.

"Tengo fuerzas"

"Una frase no me va a echar de la selección, a mí me puede echar la gente o que la Federación no me quiera", apuntó Aragonés. La Federación, sin embargo, por medio de Ángel María Villar, su presidente, le ha ofrecido a Aragonés continuar en el cargo y afrontar con la selección el reto de la Eurocopa de 2008, que organizan conjuntamente Austria y Suiza.

Las miras de Luis, sin embargo, van incluso más allá: "Tengo fuerzas para otro Mundial", avisó; "pero conmigo hay que sentarse y hablar.Yo hoy no sé lo que voy a hacer", dijo antes de reconocer que se va tomar unos días "de reflexión".

Aunque la selección ya lleva dos días en España, Luis no ha podido separarse de las polémicas que le acompañaron durante la preparación del torneo, la mayoría de ellas centradas en torno a la falta de gol del equipo y a la presencia de Raúl, capitán del Madrid y de la selección. Luis siempre defendió al delantero. Ayer, también: "Era mi hombre para ese puesto en la selección, es un gran jugador y va a seguir siendo un gran jugador", dijo el seleccionador de Raúl, que marcó un gol en el Mundial, contra Túnez, y actuó de enganche o como segundo punta. "Él ha hecho las cosas bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de junio de 2006