Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIBER 006 | Alemania 2006

Estrategia Disney

La FIFA, organizadora del espectáculo, sigue la estrategia Disney, los grandes maestros de la historia del marketing: vender muchas veces el mismo producto, pero envuelto de distintas formas.

Primero se vendió por la radio; luego, por las televisiones públicas; con la llegada de las cadenas privadas, a la FIFA se le abrió un filón infinito, pues se multiplicaron las posibilidades de las subastas; hace cuatro años ya se empezó a pagar por los derechos de imágenes en Internet, y, desde esta edición, la FIFA también cobra por pasar el espectáculo por los teléfonos móviles.

La empresa suiza Infront Sports (www.infrontsports.com) se encarga de vender los derechos del torneo. Los ha vendido en más de 200 países y calcula que verán el mundial una audiencia acumulada de 32.500 millones de personas.

Aparte de la televisión, este año Infront Sports ha colocado en 100 mercados los derechos de imágenes para la telefonía móvil. En algunos países les ha supuesto ya un 15% de los ingresos tradicionales, según sus informaciones. Es el caso de Corea del Sur, que si futbolísticamente no destaca mucho, en telefonía 3G es líder mundial.

A la hora de hacer caja no hay que olvidarse de Internet. Desde hace cuatro años, la FIFA tiene un acuerdo con Yahoo! para organizar el portal Fifaworldcup.com. A las dos semanas del torneo el público había visto 2.500 millones de páginas, 500 millones más que todo el torneo de 2002. Cada día hay cinco millones de usuarios únicos. En fifaworldcup.com se han visto 70 millones de vídeos y más de 41 millones de páginas a través del móvil.

No hay que olvidarse de la publicidad. La FIFA también ingresa por los patrocinadores oficiales del torneo. Este año son 15, pero les ha debido ir tan bien que para 2010 planean que sean sólo 6, que, ni lo duden, pagarán más que los 15.

Inglaterra, campeona

Las federaciones nacionales no se quedan atrás con sus propios patrocinadores. La campeona en esto es Inglaterra, que ingresa 49,1 millones de libras con la publicidad de Umbro, McDonald's y Pepsi principalmente, según un estudio del diario Financial Times. Le sigue Italia (27,6 millones), Francia (25,5) y Japón y Brasil (16,6). España es séptima, con 8,7 millones de libras y el apoyo de Adidas, Toyota y Mahou. Cuando se realizó el estudio faltaban aún los acuerdos con La Caixa y Cuatro, por lo que superaría a Alemania, que ingresa 10,4 millones de libras.

Los grandes paganos de la fiesta son, insólitamente, los patrones de los jugadores, los clubes; ellos pagan los salarios de sus empleados, los ceden gratuitamente a la selección, luego les llegarán tarde y cansados al trabajo y, aunque se hayan lesionado con la FIFA, también los clubes deberán pagarles la baja. Aún hay una diferencia entre la FIFA y Disney; éste, al menos, le pagaba a Mickey Mouse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de junio de 2006