Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El SOC mantiene sus acusaciones contra la duquesa de Alba

El acto de conciliación entre el Sindicato de Obreros del Campo (SOC) y Cayetana Fitz-James Stuart, duquesa de Alba, ha terminado sin avenencia en el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Sevilla. Diego Cañamero, secretario general del SOC, y Juan Manuel Sánchez Gordillo, miembro del sindicato, no rectificaron sus acusaciones referidas a que la duquesa incumplía la normativa laboral y el convenio colectivo del campo en sus fincas. Javier Saavedra, el abogado de la injuriada, no precisó a los periodistas si su clienta presentará una querella formal contra los jornaleros. "Hay que pensarlo. Queremos que esto se tranquilice un poco. La duquesa no quiere meter a nadie en la cárcel. Es una mujer solidaria", manifestó el letrado. La afectada no acudió al acto.

Éste es el segundo pleito judicial en el que las dos partes se ven las caras por supuestas injurias y calumnias a raíz de la concesión del título de Hija Predilecta de Andalucía a Cayetana Fitz-James.

"La duquesa es una gran cínica o está mal informada porque pedir que nos retractemos de una evidencia de la que tenemos pruebas es de un gran cinismo", dijo Sánchez Gordillo en la puerta de los juzgados.

"Las ayudas (europeas) son injustas porque el 80% se lo lleva el 20% de los propietarios, entre los que se encuentra esta mujer. Lo que supone que 30 propietarios se llevan 15 millones de euros", aseguró Cañamero.

El SOC convocó una manifestación el pasado 28 de febrero, Día de Andalucía, contra el nombramiento efectuado por el Gobierno andaluz. Cayetana Fitz-James dijo supuestamente que todos los que participaron en ella eran unos "delincuentes" y unos "locos". El sindicato presentó una denuncia contra ella por esas manifestaciones que terminará en un juicio de faltas en el Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla.

Los dos dirigentes del SOC repitieron que no tienen nada en contra de la duquesa de Alba. El secretario general del sindicato explicó que los actos de protesta que organizaron iban dirigidos a lo que representa: reconocer a un terrateniente como ejemplo de Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de junio de 2006