Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría conservadora del Poder Judicial ningunea a Garzón para impedir su ascenso

Un informe dedica tres párrafos a su currículo y seis folios al de Bermúdez

La comisión de calificación del Consejo General del Poder Judicial, de mayoría conservadora (vocales elegidos por el PP) ha elevado un informe al pleno del CGPJ donde resume los méritos de los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Baltasar Garzón y Félix Alonso Guevara, los tres candidatos a presidir la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. En ese informe, que firma el presidente de la comisión de calificación, el vocal Enrique José Miguez, elegido a propuesta del PP, dedica seis folios a glosar las virtudes del candidato Gómez Bermúdez y tres párrafos a Garzón, al que ningunea.

Gómez Bermúdez ocupaba el cargo de jefe de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, para el que fue elegido por la mayoría conservadora del Consejo del Poder Judicial, hasta que el Tribunal Supremo revocó el nombramiento al considerar que no se habían justificado suficientemente los méritos para adjudicar la plaza. La sentencia del Supremo se produjo a raíz del recurso presentado por el magistrado José Ricardo Juan de Prada Solaesa.

El Consejo General del Poder Judicial reinició el procedimiento y el pleno del organismo resolverá mañana.

En el informe firmado por el vocal conservador se relatan los méritos que concurren en la candidatura de Gómez Bermúdez: seis folios con su trayectoria profesional con todos los puestos que ha ocupado. La mayoría conservadora destaca las más de "5.000 sentencias penales por delito dictadas" por Bermúdez -un dato que se utilizará luego contra Garzón-, su "amplia experiencia en terrorismo juvenil y el tratamiento penitenciario a los presos terroristas y, en general, el crimen organizado", los cursos impartidos y las 23 conferencias pronunciadas en su vida.

Frente a ese historial jurídico, la comisión de calificación del Consejo General del Poder Judicial, resume la trayectoria de Garzón dudando de casi todo: "Como merito profesional alega que es en la actualidad Juez Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. No consta que haya ocupado cargos en Tribunales Colegiados ni haya dictado sentencia en este tipo de tribunales. En la actualidad se encuentra disfrutando de un permiso de estudios concedido por este Consejo, ignorando esta comisión si ese permiso lo disfruta como profesor o alumno de cualquier actividad. Alega que ha realizado investigaciones complejas en su cometido, que tiene experiencia docente, que ha dado diferentes conferencias en determinados centros y publicado ensayos y libros sobre materias sobre su especialidad".

Olvida el redactor del informe, pese a que Garzón mandó su currículo al Consejo, que este magistrado tiene 12 doctorados honoris causa, ha sido profesor en varias universidades españolas entre 1984 y 2003, así como en La Sorbona (Francia) y en Nueva York. Ha pronunciado 80 conferencias, dos de ellas en las universidades de Stanford y Harvard (EE UU). Garzón es el juez español más galardonado y reconocido. Además de sus doctorados honoríficos, recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos de 1990, y la medalla de oro de la Universidad Autónoma de México. Toda la clase política y judicial considera que es el juez que más ha trabajado en materia de lucha contra el terrorismo.

Votos particulares

Pero el redactor del informe del Poder Judicial ha obviado ese historial de méritos. Los vocales progresistas Félix Pantoja y Monserrat Comas han presentado sendos votos particulares rechazando el nombramiento de Gómez Bermúdez como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

En el caso del tercer candidato, Felix Alfonso Guevara, el informe es igualmente parco aunque aséptico. Se limita a señalar que se trata de "un juez de larga experiencia profesional" y a citar los cargos que ha ocupado en toda su carrera.

Por su parte, el magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional José Ricardo de Prada ha interpuesto ante el Tribunal Constitucional un recurso de amparo contra el nombramiento de Javier Gómez Bermúdez como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia, al considerar que fue realizado por "razones puramente políticas" y que el Consejo General del Poder Judicial dio a este candidato un "trato de favor" en un procedimiento marcado por la "falta de limpieza". En su recurso, al que tuvo acceso Europa Press, De Prada solicita al Constitucional que repita el proceso de selección con la "exclusión de Gómez Bermúdez" por haber incurrido en una "práctica no permitida", y que anule su designación si volviese a ser nombrado, "por evidente conexión lógica". El pasado 22 de mayo, el Tribunal Supremo admitió parcialmente el recurso de De Prada, actualmente destinado en la Corte Penal Internacional de Bosnia Herzegovina, contra la designación de Gómez Bermúdez y anuló su nombramiento por falta de motivación. A pesar de calificar esta decisión como "un importante avance", el magistrado considera que la sentencia del Supremo "no es suficiente", puesto que "varios temas sustanciales" de su recurso no fueron considerados. Así, De Prada, uno de los aspirantes a la presidencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia, estima que el Tribunal Supremo no ha permitido "probar que en la designación de Gómez Bermúdez hubo desviación de poder", puesto que no se permitió interrogar a "los políticos del PP" que "ordenaron al grupo conservador -mayoritario- del CGPJ la elección de Gómez Bermúdez por delante de otros candidatos con, objetivamente, muchos más méritos y capacidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 2006