Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gibernau será operado hoy y se perderá las citas de Assen y Donington

El español Sete Gibernau y los italianos Marco Melandri y Loris Capirossi, los peor parados del accidente que convulsionó el pasado domingo el Gran Premio de Cataluña de Motociclismo, evolucionan a distinto ritmo de las lesiones que se produjeron.

El peor parado de los tres, Gibernau, será operado hoy de la clavícula izquierda que se fracturó al golpearse con el asfalto. La intervención la realizará Xavier Mir en el Institut Universitari Dexeus, de Barcelona, en el que el piloto, de 33 años, ingresó el domingo -tras un ajetreado viaje en una ambulancia que se accidentó- con un traumatismo cráneoencefálico y amnesia temporal transitoria, además de la fractura clavicular.

Tras permanecer 48 horas en observación y ser sometido a diversas pruebas para descartar lesiones internas, al de Ducati se le extraerá la placa de titanio que ya aloja en la clavícula dañada como consecuencia de una operación anterior y se le sustituirá por otra más grande.

El barcelonés se perderá casi con toda seguridad las dos próximas citas de los Mundiales: la primera, en Assen (Holanda), el sábado, y la segunda, en Donington Park (Gran Bretaña), el 2 de julio.

Capirossi, compañero de Gibernau en Ducati, abandonó ayer el Hospital General de Cataluña tras ser dado de alta de la contusión torácica y el hematoma pectoral que se le diagnosticó mientras que Melandri, ingresado también en el mismo centro clínico, recibirá hoy el alta y viajará a Assen

donde evaluará sus posibilidades de disputar la próxima carrera en La Catedral.

Julián Simón fue operado en Barcelona de la fractura en el fémur derecho que se produjo al sufrir un accidente durante la carrera de 125cc y estará unos dos meses sin competir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de junio de 2006