Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Ingo Preminger, agente de actores

Protegió a los represaliados por la 'caza de brujas' de McCarthy

El pasado 7 de junio falleció en California Ingo Preminger, a los 95 años. Hermano del magistral director Otto Preminger, productor, representante y hombre de vasta cultura, Ingo Preminger fue fiel representante del pensamiento liberal en Hollywood y un personaje que siempre viajó a contracorriente. Nacido en Czernowitz, en Austria-Hungría (hoy Cernovcy, Ucrania), ejerció de agente, entre otros, de dos de los artistas represaliados en la infame "caza de brujas" del senador McCarthy, desarrollada durante el fervor anticomunista que atacó Estados Unidos, la "tierra de las libertades", en los años cincuenta: el novelista, guionista y director Dalton Trumbo y el también guionista Ring Lardner Jr.; ambos entraron en la detestable "lista negra", pero encontraron cobijo en la figura de Ingo Preminger, quien se encargó de vender sus textos firmados bajo seudónimo. Lardner Jr., ganador de un óscar en 1942 por su guión de La mujer del año, sería quien propiciase a Preminger su mayor éxito profesional, la producción de la película M.A.S.H.

Se crió en Viena, en cuya Universidad se licenció en Derecho; su carrera como abogado quedó truncada cuando hubo de huir del país en 1938, junto con su familia, a causa del auge del nazismo. Tras vivir en Nueva York, se asentó definitivamente en Los Ángeles en 1947, donde comenzó a trabajar como representante literario en la agencia de Nat Goldstone, para abrir la suya propia el año siguiente; aunque el nombre de su hermano Otto ya brillaba en Hollywood, este trabajo le introduciría aún más en la Meca del Cine, ya que entre sus clientes se encontraban actores tan reputados como Paul Henreid, el Victor Laszlo de Casablanca. Sería el Ring Lardner Jr. quien le enviaría, a finales de los años 60, una copia de la novela de Richard Hooker M.A.S.H. Preminger se entusiasmó con la aguerrida acidez del relato, centrado en las peripecias de un grupo de médicos militares en la guerra de Corea, y negoció con el entonces presidente de la Fox, Richard Zanuck, para llevar al cine el texto; él mismo se encargó de producir la película, contratando a Lardner Jr. para escribir el guión. M.A.S.H, dirigida por el gran Robert Altman, se convertiría en uno de los más grandes éxitos del cine norteamericano de 1970, rompiendo las taquillas de todo el mundo; además, obtuvo la Palma de Oro del Festival de Cannes, el Globo de Oro a la mejor comedia y, como premio más emotivo, el segundo óscar de su carrera para Ring Lardner Jr. como guionista.

Pese al enorme éxito de M.A.S.H, Ingo Preminger sólo produciría otra película, El contacto de Salzburgo (1972), un olvidable thriller dirigido por el gris Lee H. Katzin. Su labor cinematográfica fue tan explosiva como fugaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS