Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Tenis | Roland Garros

Martín y Ramírez, explosiones tardías

Ambos jugadores logran el mejor resultado de sus carreras al llegar a los octavos de final

Nadie contaba con ellos. Beto Martín, de 27 años, había ganado en la capital francesa dos partidos en ocho participaciones. Y Rubén Ramírez Hidalgo, de 28, había participado sólo una vez y no había ganado ni un solo partido en los cuatro torneos de Grand Slam que había disputado. Sin embargo, los dos se clasificaron ayer para los octavos de final y alcanzaron el nivel más alto de sus respectivas carreras profesionales en los grandes torneos.

Para Martín, 68º mundial, este resultado es como un premio que le recompensa por los malos tragos que ha debido pasar este año. Tuvo que cancelar su participación en Australia al fallecer su madre, aunque después, en febrero, consiguió alcanzar la final del torneo de Salvador.

Venció Andy Roddick por abandono, después de haberle superado en las dos mangas iniciales. Sin embargo, su mejor victoria fue ayer frente al belga Olivier Rochus, 27º mundial, en cinco mangas. "Tras tantos años perdiendo pronto, me siento orgulloso". Su próximo rival será el francés Beneteau.

Sin embargo, más sorprendente incluso es la presencia de Rubén Ramírez en los octavos de final. "Es como un sueño, no podía esperármelo", confesó. Ramírez, 80º mundial, llegó a ocupar el puesto 69º en agosto de 2003. Pero después sufrió una caída notable que le devolvió por encima de los 100 primeros. "Cuando estás fuera de los 100 y no entras en los cuadros, entonces la vida es muy difícil, porque te cuesta mucho dinero. Pero ahora no me puedo quejar". En París cobrará 66.250 euros, gracias a su victoria de ayer ante David Ferrer, 15º mundial, en tres mangas.

"Cuidado con él", avisó Ferrer. "Me ha sorprendido la velocidad de su bola y lo mucho que ha mejorado el revés". Su próximo rival será Ljubicic o Monaco. Sin embargo, Ramírez sigue sin contratos publicitarios y sólo percibe la ropa que lleva y las zapatillas, nada de dinero. Hace unos días, él y unos amigos decidieron poner un anuncio en la red ofreciéndose a cualquier patrocinador interesado. "Fue como un juego. Y por el momento no ha dado resultado". Aunque es un auténtico desconocido, este año ha conseguido victorias importantes ante Coria, Safín y Gaudio, en los tres torneos del circuito que llevaba disputados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de junio de 2006