Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un recién nacido, hallado muerto dentro de una bolsa de basura en la incineradora de Valdemingómez

Los trabajadores de la incineradora de Valdemingómez hicieron ayer por la tarde un macabro hallazgo. Un recién nacido fue localizado en la planta que separa los residuos antes de quemarlos. Los agentes del Grupo VI de Homicidios se han hecho cargo de las investigaciones.

Los hechos ocurrieron a las cinco de la tarde, cuando los trabajadores abrieron las bolsas de basura antes de que entraran en la incineradora. Una de ellas contenía el cadáver de un recién nacido, según fuentes del caso.

Los empleados de la planta de triaje (clasificación) de la plataforma de las Dehesas pararon de inmediato el trabajo y avisaron a la policía. Al lugar, además de los investigadores de Homicidios, acudieron especialistas de Policía Científica para tomar imágenes del cadáver.

La cinta de triaje en la que fue hallado el bebé estuvo parada durante más de tres horas, hasta que el juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver y el traslado al Instituto Anatómico Forense, donde hoy está previsto que le sea practicada la autopsia.

La policía centrará sus pesquisas en determinar de qué barrio de la capital provino la basura que se estaba clasificando en ese momento en Valdemingómez. También trabajarán para determinar su origen y ver qué mujeres han dado a luz en las últimas horas en la capital. Fuentes de la investigación reconocieron que se trata de "un caso complicado" porque no existirá denuncia y requerirá controlar todos los hospitales y clínicas de Madrid.

El hallazgo de este recién nacido en Valdemingómez eleva a 32 las muertes violentas registradas en la región en lo que va de año. Éste es el tercer bebé fallecido en las últimas semanas. El primero fue localizado durante unas obras de reforma de un local sito en el número 25 de la calle de Santa Ana (distrito de Centro). Estaba momificado bajo unas baldosas del sótano.

El segundo fue localizado por los agentes del Grupo VI de Homicidios dentro de un armario, en el piso 4º B del número 3 de la calle de Adora, en el barrio de San Fermín (Usera). Una pareja de inmigrantes hondureños fue detenida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de junio de 2006