González elogia la templanza y el liderazgo de Ramón Rubial

"España debe ser algo muy importante porque nunca dejamos de discutir sobre qué es España". Con esta frase, el ex presidente del Gobierno Felipe González confería cierta naturalidad a este debate permanente. Éstas y otras muchas consideraciones desgranó González en la presentación del libro Ramón Rubial. Reflexiones, escrito por el diputado socialista Txiki Benegas, en Espejo de Tinta.

El respeto, la admiración y el cariño por Rubial, fallecido hace siete años, a los 93 años, se mantienen en cualquier acto en el que se evoca su figura. Ayer no fue una excepción. González resaltó sus características de "líder", entre ellas por "saber ponerse en el lugar del otro". También su "templanza", ante situaciones de "euforia por el éxito" o ante las derrotas. Él vivió con esa actitud sus más de veinte años en las cárceles de la dictadura. "Vivía para el partido, no del partido", señaló González ante el asentimiento de Lentxu Rubial, hija de Pablo, su nombre en la clandestinidad.

Benegas se ha sumergido en el "mundo de Pablo", y de su trayectoria destaca su afán por que en España la libertad fuera irreversible. "Era un socialista recio, austero, humilde, sin rencor, vasco, que vivía con emoción la idea de España", describió Benegas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50